Comienza la devolución de Ganancias

Con el sueldo de septiembre se reintegra lo que se recaudó de más antes del cambio en el tributo, pero suben otros aportes.

01deOctubrede2008a las07:45

Los ingresos de muchos trabajadores estarán este mes y el próximo en un juego de subibaja.

Con el cobro de los salarios de septiembre -que se concreta por estos días- comenzará a aplicarse el nuevo esquema del impuesto a las ganancias, que reduce el monto por tributar, y habrá una devolución de lo pagado de más en lo que va del año. Por otra parte, los salarios que se devenguen este mes -y que llegarán a los bolsillos en noviembre- quedarán impactados por un incremento del aporte con destino a la obra social y al PAMI: esta iniciativa afectará a quienes perciben un sueldo bruto de $ 4800 o más.

Otra medida anunciada por el Gobierno es el incremento de los montos por asignaciones familiares, a las que tendrán derecho quienes cobran hasta $ 4800 por mes. Según se informó, esa mejora se aplicará desde los pagos correspondientes a septiembre que, de acuerdo con el cronograma de liquidaciones, se percibirían en noviembre. Sin embargo, el decreto aún está a la espera de la firma presidencial.

Para los monotributistas no hay buenas noticias: desde este mes se eleva en un 15% promedio -el porcentaje varía según la categoría- el monto de la cuota total, que cubre las obligaciones impositivas y los aportes al sistema de la seguridad social.

Respecto de los cambios en el impuesto a las ganancias, desde los salarios que se perciben en este mes comenzará a efectivizarse la devolución del monto que resulte de calcular la diferencia entre lo que se le retuvo a cada trabajador en lo que va del año y lo que debió haberse retenido según las modificaciones recientemente dispuestas, que tienen vigencia para todos los ingresos de 2008.

Más allá de esa devolución, la actualización del valor de las deducciones de Ganancias y la suba del mínimo salarial desde el cual se tributa, determina de por sí una mejora en los ingresos de bolsillo. Las modificaciones, de todas formas, no corrigieron las distorsiones que se provocan cuando, por una recomposición salarial, un empleado da un salto de una a otra categoría dentro de la tabla que rige para el cálculo del impuesto y pasa a tener una carga fiscal más pesada.

La modalidad de devolución será diferente, según la cuantía de los ingresos laborales. Según dispuso la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), quienes en los primeros nueve meses del año hayan tenido un ingreso bruto acumulado (sumando la remuneración y conceptos como tickets y gratificaciones) de hasta $ 54.000 recibirán de una sola vez, y con el salario de septiembre, el reintegro del dinero.

Un ejemplo: a un empleado que en lo que va del año acumuló una remuneración de $ 52.342, se le retuvieron $ 1216,43 si no tiene cargas de familia ni deducciones particulares. Ese será el monto que se le devolverá previo descuento de lo que le corresponda tributar por su salario de septiembre. En este ejemplo, suponiendo que por este último mes se le calcule el impuesto (con las nuevas deducciones) sobre un sueldo bruto de $ 5815 (el aguinaldo está prorrateado durante todo el año) le correspondería tributar $ 48,39, que se descontarán del reintegro que, por lo tanto, quedará en $ 1168,04.

Salarios más altos
Si la remuneración acumulada en el año supera los $ 54.000, el saldo a favor del empleado que genere la modificación del tributo se devolverá junto con la liquidación del sueldo de septiembre, sólo hasta el monto que corresponda tributar por Ganancias por ese mes. Si la suma por reintegrar es superior, se seguirá con la devolución en los próximos meses. Si en diciembre no se completó el monto, la cuenta se saldará en febrero de 2009.

La suba del salario mensual de bolsillo que significarán los cambios en Ganancias quedaría de alguna medida disminuida cuando se

Temas en esta nota

    Cargando...