Cultivar arroz se vuelve más interesante que producir soja

Pese a que el valor del arroz tuvo altibajos en las últimas semanas, las reservas mundiales son las menores en 30 años, con un consumo firme. De la producción local, se exporta el 65%.

Por
03deOctubrede2008a las07:57

A principios de julio, la cotización del futuro de soja alcanzó un pico de u$s 609 por tonelada. Luego de una caída en picada, cerró ayer en u$s 369, es decir, su valor se redujo un 40%. En el mismo período, la cotización del futuro de arroz se mantuvo prácticamente igual, con los vaivenes lógicos de la incertidumbre internacional las últimas semanas, y cerró ayer en u$s 392,40 por tonelada.

“El arroz está en un nivel de precios históricamente alto y tocó un pico en abril –indicó la analista de Agropuerto Josefina Beláustegui–, por lo que atrajo a los productores agrícolas”, especialmente de Entre Ríos y Corrientes, provincias que concentran más del 85% de la superficie cultivada con el cereal en el país. El sostenimiento del precio en el mercado internacional llevó a los productores a decidirse por el cultivo, que desplazó así a la soja, el maíz y el girasol en en estas provincias. La sequía también hizo lo suyo, impidiendo en algunos casos la siembra de otros granos, pero antes de conocerse el alcance del revés climático ya se estimaba que, a nivel país, se sembraría un 15% más de arroz, desde las 178.000 hectáreas cultivadas el año anterior. Se espera que el incremento del área se distribuya parejo en las cinco provincias productoras del país: además de las principales, Santa Fe (con el 9,5% de la siembra), Chaco y Formosa (con participaciones minoritarias).

Contra retenciones del 35% para la soja, 32% para el girasol y 25% para el maíz, el arroz paga 10% en concepto de tributo a la exportación. Además, como la Argentina sólo consume un tercio del 1,2 millón de toneladas que produce, no hay peligro de un cierre del mercado de exportación, como sí ocurre con el trigo y el maíz.

El precio que recibe el productor de arroz ronda los $ 950 por tonelada (casi $ 200 más que el valor de ayer de la soja local), y el rendimiento en las regiones productivas de Entre Ríos y Corrientes es de 6,7 toneladas por hectárea, contra las poco más de 2 toneladas que se cosechan de soja. Pese a que el arroz tiene mayores costos de producción (principalmente por el volumen de mano de obra que requiere), la ecuación cierra a favor.

En realidad, la soja, el girasol y el maíz habían desplazado al arroz por los bajos precios internacionales de años anteriores, según el asesor de la Federación de Entidades Arroceras Argentinas (Fedenar), Arturo Sequeira. Pero, ahora, la perspectiva es totalmente distinta. “A futuro, esperamos que los valores se mantengan, porque los stocks mundiales (es decir, el remanente de cosechas anteriores) son los más bajos de los últimos treinta años”, le dijo a El Cronista.

Controles y beneficios

En mayo, el sector arrocero firmó un acuerdo de abastecimiento interno a un valor de $ 2,4 más IVA el kilo, a cambio de que el Gobierno le asegurara insumos más baratos. Además de la mano de obra, este cultivo usa fertilizantes (que aumentaron fuertemente sus costos en el último año) y, pese a que tienen asegurado el abastecimiento de gasoil, no lo consiguen a menos de $ 2,70 el litro. Por eso, Sequeira no descarta pedir una recomposición del precio.

Por Julieta Camandone.

Temas en esta nota

    Cargando...