La agenda del campo marca la actividad de la Casa Rosada

Las claves políticas de la semana.

Por
06deOctubrede2008a las13:05

Como una sombra, el conflicto del campo persigue a Cristina Kirchner. La Presidenta encara esta semana el final del paro de los ruralistas anunciado para pasado mañana y existen muchas expectativas sobre los anuncios que dará el Gobierno al agro. Hay quienes creen que los anuncios podrían postergarse una semana porque la Casa Rosada evaluará el impacto real que tuvo la protesta de los ruralistas y no son pocos los funcionarios que están convencidos de que el nuevo paro desgastó a los dirigentes de la Mesa de Enlace y dividió a la sociedad. En el Gobierno especulan con estas cartas porque creen que jugarán en su favor.

No obstante, la Presidenta tiene en carpeta una batería de medidas para atenuar el impacto de la sequía en el campo y prevé algunos retoques en materia de retenciones al trigo y al maíz así como también anunciará incentivos al sector lechero. Está claro que el momento que elija Cristina Kirchner para dar estos anuncios tendrá que ver con una estrategia tendiente a capitalizar al máximo su imagen y reforzar su lucha contra el campo.

De cualquier manera, la agenda del campo seguirá marcando a la actividad de la Casa Rosada y este parece ser un karma inevitable para los Kirchner. Ni siquiera la visita de la presidenta de Chile Michele Bachelet que comienza hoy podrá ser potenciada tal como lo había previsto Cristina Kirchner. Bachelet llegó para un encuentro de la fundación Vital Voice que lidera Hillary Clinton. Se trata de una reunión de mujeres líderes de todo el mundo que se realizará entre hoy y mañana en el hotel Hilton. Cristina Kirchner pretendía desplegar en este escenario todos sus logros en materia internacional y local. Lo mismo quiere hacer la Presidenta cuando reciba esta semana al principe Felipe de Bélgica que llegó para una misión comercial con un grupo de empresarios que invierte en la Argentina. Pero el campo empantanó una vez más toda la parsimonia que buscaba mostrar la Presidenta en los canales de la diplomacia. Los ruralistas amenazaron ayer con permanecer en las rutas más allá de los tractorazos y asambleas que se esperaban terminar pasado mañana.

En el Congreso comienza esta semana el debate en comisión del proyecto de presupuesto 2009 y no se descartan nuevos brotes de rebeldía en la tropa kirchnerista. Es que la propuesta oficial que se discutirá en la Cámara de Diputados contempla, entre otras cosas, los polémicos superpoderes. Tanto la oposición como varios peronistas críticos tratarán de eliminar estas facultades que tiene el Poder Ejecutivo para redefinir partidas sin permiso del Congreso. No se descartan en el camino problemas para Cristina Kirchner en el tratamiento de las cuentas del año que viene. Los mismos diputados que cuestionaron el proyecto de reestatización de Aerolíneas y la ley de movilidad jubilatoria volverán a escena. Pero ¿habrá más voces contra el Gobierno esta vez? ¿Arrastrarán los polémicos superpoderes más detractores? Por ahora sólo hay amenazas y aún no comenzó el recuento de votos.

Si algo más le faltaba al Gobierno para complicar la agenda de esta semana es el jucio que se lleva adelante en Miami a Guido Antonini Wilson y que se retoma mañana. Puede que haya nuevas sorpresas en los tribunales norteamericanos. Pero también es probable que ninguna sorpresa ya alerte los ánimos de la Casa Rosada.

Por Martín Dinatale.

Temas en esta nota

    Cargando...