Cae más la oferta de carne y se expande el engorde a corral

En un seminario de la UCA, los expertos analizaron el panorama del producto en el actual contexto.

Por
25deOctubrede2008a las08:19

Un sostenido descenso de la producción y la oferta de carne en el mercado interno; una mayor expansión del engorde a corral, y una violenta caída de los precios internacionales de la carne: esas son las tres principales cuestiones que marcarán el rumbo en el mercado ganadero, de acuerdo con los disertantes del seminario "La integración para el desarrollo ganadero", organizado el martes pasado por la Universidad Católica Argentina (UCA), el Centro de Consignatarios de Productos del País (CCPP) y la firma Mercado de Liniers S.A.

"Con sus medidas, el Gobierno hace todo lo que puede por disminuir la oferta de carne y aumentar la demanda", señaló el consultor Ignacio Iriarte, responsable de marcar la situación actual del negocio y sus principales tendencias en el futuro.

Según Iriarte, entre los hechos que contribuyen a una mayor caída de la oferta en el mercado se pueden destacar la sostenida caída del stock, con una tendencia a la liquidación moderada; falta de recría, un alto stock de vacas, y una fuerte suba en los precios de los insumos, frente a los precios congelados de la hacienda. "En síntesis, estamos coleccionando vacas y nos estamos comiendo la reposición", dijo. Del lado de la demanda, Iriarte señaló que el consumo sigue fuerte, y que en los últimos meses los índices tocaron los 81 kg por habitante.

Pero la caída de la oferta de carne en el mediano plazo no es el único hecho que marcará el futuro de la producción argentina. De acuerdo con el consultor, hay una fuerte expansión del engorde a corral, acompañada de una menor superficie dedicada a la ganadería por el avance de la agricultura, una caída de la superficie de praderas y menos invernada pastoril.

En cuanto a las exportaciones, el consultor destacó que las ventas al exterior están paralizadas y que, aun cuando se recuperen los mercados, la caída de los precios de la venta de carne al exterior será por lo menos de un 40%. "Vender la carne a 20.000 dólares la tonelada a Europa nos permitió subsidiar las grandes ofertas de los supermercados. Ahora no va a ser tan fácil", indicó Iriarte, que dijo que, ante la necesidad de mantener los precios populares sin el combustible de la exportación, "seguramente la variable de ajuste será el criador, y caerá más el precio de la hacienda".

A su turno, el coordinador general de la Asociación de Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (Aacrea), Belisario Alvarez de Toledo, destacó que sigue fuerte la tendencia a la liquidación general del rodeo y una disminución del peso de faena. "Tenemos más de un millón de cabezas menos de stock que en 2007", dijo Alvarez de Toledo.

El coordinador de Aacrea justificó la situación en el precio del kilo vivo recibido por los productores, que, según Alvarez de Toledo, está estancado. "Este comportamiento es provocado en gran medida por los crecientes riesgos que enfrentan los eslabones intermedios de la cadena de la carne frente al intervencionismo oficial en la comercialización interna y externa del producto", destacó.

Finalmente, Alvarez de Toledo señaló que, de sostenerse los actuales índices productivos y de consumo, la Argentina deberá importar carne para abastecer el consumo a partir de 2012.

Participaron del seminario, además de Iriarte y Alvarez de Toledo, el gobernador de Santa Fe, Hermes Binner, la secretaria de Integración Regional de esa provincia, María del Carmen Alarcón; el decano de la Facultad de Ciencias Agrarias de la UCA, Marcelo Shang, y el ex presidente de la Sociedad Rural Argentina Luciano Miguens.

Por Mercedes Colombres

 

Temas en esta nota

    Cargando...