La crisis mundial complica mucho más a la industria de la carne

Sostienen que la menor demanda está haciendo retroceder los precios, aunque esto no se observe en los mostradores.

29deOctubrede2008a las07:33

La crisis financiera global también hace sentir su efecto sobre las cotizaciones de la carne vacuna en el mundo, donde ya se advierte fuerte merma en los precios y morigeración en la demanda.

Datos proporcionados desde el sector exportador local revelan que Rusia redujo las compras del producto, y que los operadores "están renegociando embarques" que se encontraban cercanos a puertos.

La crítica situación mundial "ya refleja recesión y seguirá creciendo en sintonía con el comportamiento finaciero internacional", además de afectar a Brasil y mostrar también sus efectos negativos en la plaza local.

En esa línea, exportadores de productos termoprocesados puntualizaron que los cortes cárnicos de vacunos argentinos que se vendían al mercado ruso "deberán ser absorbidos por el consumidor local".

Además del efecto recesivo de arrastre por la crisis financiera internacional, las exportaciones cárnicas están frenadas por una maraña de resolucioanes y normativas aduaneras y otras dispuestas por la ONCCA, en un intento por impedir que falte el producto en la plaza doméstica.

Esas trabas, además, llevaron a que "numerosos compradores de Europa se retiraran del mercado por un tiempo. No hay embarques a ese destino por el momento. La crisis financiera produjo una reducción del crédito y una restricción en la demanda, lo que congeló los envíos desde nuestro país", confiaron a DyN empresarios de la industria frigorífica.

El escenario que muestra la demanda mundial del producto está determinando, además, que varios frigoríficos importantes hayan dispuesto reducciones horarias e incluso bajas en la cantidad de animales que se faenaban por semana, así como una extensión de los plazos de pago. 

Los industriales de la carne aseguran que la plaza doméstica está "abarrotada" de carne por diversas causas, entre las que priorizaron la "ineficaz" política ganadera, que sigue restringiendo las exportaciones de carne vacuna, que se traducen en "pérdida de mercados y de rentabilidad de los ganaderos, quienes siguen liquidando hacienda y vientres".

En rigor, y de acuerdo a los cómputos que arroja diariamente el Mercado de Liniers, esa liquidación es creciente desde hace poco más de un año, mientras que consignatarios tradicionales del ente dijeron hoy a DyN que, "lamentablemente", esa tendencia de liquidación continuaría durante todo el mes de noviembre.

Entre tanto, las cotizaciones internas también siguen bajas, aunque ese escenario no se refleja aún en las góndolas ni carnicerías, aunque los engordadores de hacienda enfrentan un mercado muy selectivo.

En ese sentido, desde la entidad que los nuclea indicaron que "además de ser complejo conseguir precios razonables, hay categorías muy difíciles de vender", debido a la sobreoferta de vaquillonas que hay en los campos.

Consultados respecto de las perspectivas a futuro que se presentan para la producción cárnica local, referentes de la industria frigorífica dijeron que esperan que se reacomode la plaza internacional, para poder cumplir con los embarques del cupo Hilton y cubrir, además, la demanda de otros cortes de menor calidad y termoprocesados en terceros países.

En la misma línea de análisis, voceros del Instituto de Promoción de Carne Vacuna Argentina (IPCVA) informaron que la Secretaría de Comercio Interior, a través del titular de la cartera, Guillermo Moreno, "está presionando a los frigoríficos para que se retiren del organismo y vaciarlo de poder".

Los reclamos del sector frigorífico se ubican en sintonía con los del sector productivo, respecto de la necesidad de flexibilizar las exportaciones cárnicas, así como en que, el constante cambio de reglas de juego, sumado al intervencionismo oficial en lo

Temas en esta nota

    Cargando...