Prohíben vender carne bovina en el free shop de Ezeiza

Fue por una advertencia de los europeos, pero no daña relación de Gobierno con el grupo.

Por
03deNoviembrede2008a las12:32

El texto de la resolución del Senasa, dada a conocer el jueves de la semana pasada es concluyente: en los free shop de los aeropuertos no se podrá vender más carne vacuna deshuesada a los pasajeros que abandonan el país.

El fundamento es que la Unión Europea advirtió a la Argentina que esta comercialización no cumple con la normativa que está vigente en ese continente desde 2004.

El negocio de ofrecerles a los turistas, como recuerdo de su paso por el país de las vacas, un buen trozo de carne tuvo a una empresa del grupo Eurnekian como protagonista.

Se trata de Cabaña Don Panos, instalada en el establecimiento que el grupo tiene en el norte de Chaco, lindante con Formosa, y donde se crían cruzas bovinas como Brangus, Braford y Bonsmara.

Afianzado en esta producción el grupo desarrolló la marca Arg Natural Beef, para venderle al mundo carne de animales criados a pasto.

Una de las estrategias de marketing fue instalar un punto de venta en Ezeiza, donde el grupo cuenta con la ventaja de ser el concesionario gracias a Aeropuertos 2000. Los pasajeros podían llevarse unos cortes de carne vacuna argentina en heladeritas que garantizaban 48 horas de frío.

Sin embargo, la muy buena relación del grupo Eurnekián con el Gobierno nacional no fue impedimento para que el organismo sanitario local aceptara la queja de la Unión Europea, un excelente cliente de los bifes argentinos.

“Dejase establecido que no se otorgará garantía o certificación sanitaria para los productos (...) asumiendo quienes lo adquieran toda la responsabilidad ante un eventual retiro o decomiso en destino o aplicación de sanción por el servicio sanitario pertinente”, refiere la norma.

Cuando se habla de la buena relación entre CFK y Eurnekian no hay que referirse solo al rubro aeroportuario. La firma Don Panos está exportando genética bovina a Venezuela, un mercado donde De Vido y Cheppi son figuras clave.

Allí, la compañía colocó miles de dosis de semen, embriones y hasta reproductores en pie de la raza Brangus, en el marco de un acuerdo para formar un núcleo genético bovino en las tierras bolivarianas.

Temas en esta nota

    Cargando...