Un golpe a los pools de siembra

El fin de las AFJP afectaría el financiamiento de estos grupos.

Por
10deNoviembrede2008a las07:08

La decisión de la presidenta Cristina Kirchner de ponerle punto final al régimen de las AFJP es un duro golpe al financiamiento de grandes pools de siembra, que en los últimos años han recibido dinero de esas empresas para producir.

Con el lanzamiento del sistema de capitalización, en 1994, las AFJP empezaron a buscar diferentes alternativas para invertir el dinero de sus aportantes, y al poco tiempo descubrieron al campo. Y la forma de hacerlo fue a través de pools de siembra como Cazenave y Los Grobo, que armaron fideicomisos e instrumentos a su medida, con oferta pública, auditorías externas y cotización en el mercado. Hace tres años llegaron a tener invertidos unos US$ 10 millones.

El imán para las AFJP han sido rentabilidades promedio del 10 al 14% anual en dólares. Algunas administradoras que han direccionado inversiones son Nación, Orígenes y Consolidar, entre otras.

De todos modos, el aporte de las AFJP ha sido escaso en el sector, en comparación con los US$ 30.000 millones que manejan en total. Pero muchos creen que de aprobarse la medida en el Senado se cortará la posibilidad de que el financiamiento a los pools por esta vía se incremente en el futuro. "La medida nos quita una importante fuente de financiamiento. Es una pésima decisión", señaló Luis González Victorica, presidente de la firma Cazenave y Asociados.

En esta firma, por ejemplo, la contribución de las AFJP ronda un millón de dólares sobre US$ 14 millones que componen dos fideicomisos para la siembra de 54.000 hectáreas. Hace unos años la participación llegó a estar más cerca del 20%.

Para González Victorica, las AFJP "bajaron las inversiones y se equivocaron", y "si hubieran invertido más en instrumentos como el nuestro, los resultados habrían sido distintos", argumentó.

Según el empresario, las AFJP "no se animaron" a invertir más en el sector, y a sus gerentes "les resultó más fácil explicar un mal resultado porque tenían un bono ligado al Gobierno antes que por haber apostado a los fideicomisos".

En esta compañía proyectaron en algún momento que a largo plazo todas las AFJP podrían alcanzar un 25% de inversión.

La otra empresa agropecuaria en la que las AFJP pusieron el pie es en Los Grobo Agropecuaria. En su último fideicomiso han representado el 24% de la inversión total (US$ 12 millones). El fideicomiso de esta empresa, cerrado recientemente, se había constituido para la siembra de 100.000 hectáreas entre las campañas 2006-2008.

Por Fernando Bertello.

Temas en esta nota

    Cargando...