El campo se quedó sin una estadística clave

La Secretaría de Agricultura dejó de informar las compras, ventas y embarques de granos porque la Oncca le retacea datos.

12deNoviembrede2008a las06:51

Cuando los productores se pongan a hacer las cuentas para la próxima campaña o quieran definir la mejor estrategia para vender la cosecha gruesa, les van a faltar algunos números. Es que, de pronto, el campo y la agroindustria se quedaron sin una estadística clave porque la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca) dejó de enviarle a la Secretaría de Agricultura los datos necesarios para su confección.

Por teléfono, el 29 de octubre, los técnicos de la Dirección de Mercados Agropecuarios fueron informados de que no seguirían recibiendo los datos que sirven de base para el cálculo de las compras de granos de la exportación y la industria, que hasta ahora se informaba semanalmente en una planilla conocida como "Compras, ventas y embarques del sector exportador, y compras de la industria". Agricultura tampoco podrá elaborar su informe mensual de molienda de cereales y oleaginosas. En esas fuentes de datos el sector agroindustrial basaba muchos de sus cálculos productivos y comerciales.

Según pudo saber LA NACION, las estadísticas ahora discontinuadas comenzaron a elaborarse en 1980, primero por la desaparecida Junta Nacional de Granos y desde 1991 por la Dirección de Mercados Agropecuarios. En el caso de la molienda de granos, la serie histórica comienza en 1950. La información estaba disponible en el sitio web de Agricultura desde mediados de la década pasada.

Fuentes de la Oncca dijeron que esa oficina elaborará en adelante esa información, pero aún se desconoce cuándo estará disponible. Hasta ahora, la información estadística ofrecida por la Oncca en su página web es incompleta -no contiene series históricas, por ejemplo-, no está desagregada ni contempla ningún otro dato que no sea el de mercadería "autorizada" para ser exportada por el jefe de la oficina, Ricardo Echegaray.

Los datos elaborados hasta ahora en Agricultura incluían el tonelaje y la facturación de exportaciones declarados como vendidos al exterior, las compras hechas por las firmas exportadoras y las industrias aceiteras a los productores agropecuarios -desagregadas entre las que ya contaban con precio fijado y las que habían sido consensuadas por fijar- y la salida de esa mercadería desde los puertos. Esos datos se actualizaban no menos de tres veces por semana y ofrecían los números totales acumulados.

Ambito natural
En la Oncca explicaron que la información es recabada por formularios que se presentan allí (C17 y C18 para las declaraciones juradas de compras, y C15, para la de molienda) y que esa oficina "es el lugar natural donde se elabora y muestra la estadística". Desde que Echegaray está al frente de la Oncca Agricultura le resignó potestades de distinto tipo, entre ellas el manejo de los registros de declaraciones juradas de exportaciones, que el funcionario convirtió en una puerta de salida que se abre o se cierra en función de lo que el Gobierno llama "matriz de seguridad alimentaria".

"Ahora no se puede saber cuál es el saldo y cuánto se declaró para exportar. Era lo último que nos quedaba; así le restan transparencia al mercado. No les debe gustar que se sepa qué está pasando en el mercado", dijo Gustavo López, de Agritrend, consultora que está trabajando en la elaboración de una estadística privada. En efecto, los números producidos hasta ahora por Agricultura muestran que molinos y exportadores llevan compradas este año 500.000 toneladas de trigo, mientras que en el mismo mes del año pasado se habían hecho operaciones por 5 millones de toneladas. En el caso del maíz, se han comprado actualmente 270.000 toneladas, contra 2,5 millones de toneladas a esta fecha en 2007. Este tipo de comparaciones ya no serán posibles.

"En este momento la información no es tan clara, transpa

Temas en esta nota

    Cargando...