El Gobierno está más cerca de expropiar Aerolíneas y Austral

Jaime rechazó en el Congreso la valuación de ambas empresas presentada por el grupo Marsans.

14deNoviembrede2008a las07:49

La situación de Aerolíneas Argentinas y Austral ingresó en la etapa de definiciones. Y todo indica que antes de fin de año el oficialismo instrumentará la expropiación de ambas compañías, actualmente en manos del grupo español Marsans, ante las diferencias cada vez más profundas entre esa empresa y el Gobierno.

Estas diferencias quedaron en evidencia ayer. El secretario de Transporte, Ricardo Jaime, enfatizó ante los legisladores que integran la Comisión Bicameral de Reforma del Estado que el valor de las acciones de Aerolíneas y Austral "es cero" y criticó con dureza el informe de tasación que elaboró el banco Credit Suisse a pedido de Marsans, al enfatizar que es "inconsistente" y se basa sobre "premisas falsas". Ese informe concluía que ambas compañías tienen un valor patrimonial de entre US$ 330/540 millones -cifra obtenida por el método de flujo de fondos descontados-, muy lejos del resultado que arrojó el Tribunal de Tasaciones de la Nación, que fijó un valor de 832 millones negativo.

"El Gobierno rechaza terminantemente esa valuación [elaborada por el Credit Suisse] porque no reviste el carácter de tal y es un saco a medida del grupo Marsans: nosotros creíamos que eran un banco, pero parece que era sastrería", ironizó Jaime. El funcionario reiteró ayer que el Estado no llamará a un tercer valuador imparcial, tal como establece el acta acuerdo que había firmado con Marsans en julio pasado, sino que se atendrá a la ley que aprobó el Congreso en septiembre, que ignora esa acta y dispone que el precio de reestatización de las aerolíneas lo aprobarán o rechazarán los legisladores sobre la base de lo que establezca el Tribunal de Tasaciones.

El Congreso tiene la última palabra. Antes de tomar la decisión final, los legisladores de la Comisión de Reforma del Estado decidieron ayer, a instancias del diputado oficialista Alejandro Rossi, citar a los directivos de Marsans para que presenten su oferta. La intención es que se presenten en el Congreso el lunes o martes próximos. Esta comisión -que preside el diputado oficialista Mariano West- es la encargada de elaborar el dictamen que recomendará a la Cámara de Diputados y al Senado qué precio deberá pagar el Estado por Aerolíneas y Austral.

Acuerdo difícil
¿Hay posibilidades de arribar a un acuerdo con Marsans? Legisladores y funcionarios lo estiman muy difícil y por lo bajo admiten que la posibilidad de la expropiación es la única salida. La decisión se adoptará en las próximas semanas, "antes de fin de año", enfatizó Jaime. Se trata de una opción que irrita al gobierno español, encabezado por José Luis Rodríguez Zapatero.

La pregunta del millón es quién se hará cargo del frondoso pasivo de ambas compañías aéreas, calculado en $ 2200 millones por la Auditoría General de la Nación. Ese será el eje del debate parlamentario, pues la oposición rechaza la idea de que sea absorbido por el Estado.

"Lo que pretendemos es capitalizar la empresa, para eso hacemos aportes [que para fin de año ascenderán a $ 1065 millones]. Sin embargo, estos aportes no son considerados por Marsans", explicó Jaime, que intentó minimizar el impacto del pasivo al indicar que buena parte de las deudas que acarrean las empresas es con el Estado argentino. El funcionario minimizó la amenaza del grupo español de acudir al Centro Internacional de Arreglos de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi) en caso de expropiación. "Nosotros tenemos muchas más denuncias para hacer, y no lo digo como una amenaza", sostuvo.

Los legisladores oficialistas -ninguno de la oposición se hizo presente- criticaron con igual dureza la posición de Marsans. "Hemos visto en este grupo inversor acciones que podrían ser calificadas como maliciosas", sostuvo We

Temas en esta nota

    Cargando...