El peso del grano, la esperanza del trigo

Con bajo número de granos por espiga dependemos del peso para optimizar. A pesar de que el peso de 1.000 granos no compensa las pérdidas del número de los mismos, esta es la última variable de la que podemos esperar una ayuda que beneficie los rendimientos.

Por
14deNoviembrede2008a las17:01

A pesar de que el número de granos es la variable fundamental en la determinación del rendimiento de trigo, variaciones en el peso final de granos fijados pueden mejorar los índices de cosecha final.

Infocampo dialogó con Andrés Patrignani, asesor técnico de Aapresid, de la regional Venado Tuerto, quien informó que los ciclos tardíos de trigo sembrados más retrasados llegaron con más ciclo por explorar al momento de la llegada de las lluvias primaverales. De esta manera fueron los más beneficiados en la determinación del número de granos.

Así, agregó que en los casos de un bajo número de granos fijados por espiga o espigas secundarias desfasadas temporalmente respecto de la principal, el peso de los granos reflejados en 1.000 semillas generarían una pequeña varaición positiva en los rendimientos, que de ningún modo compensaría las pérdidas ya ocasionadas por la sequía.

La seca que se instaló durante el período vegetativo y reproductivo del cultivo y alcanzó hasta la fecundación, produjo el aborto de un alto número de espiguillas, causa principal de los bajos rendimientos.

Esta situación deficitaria también ha enmascarado prácticas de fertilización nitrogenadas deficitarias.El técnico dejó ver que en ensayos realizados en la zona no han observado diferencias significativas entre materiales ensayados con un manejo de fertilización de alta de tecnología con 180 kg N/ha y una parcela testigo.

Aunque la etapa de llenado se presentó comparativamente mejor a su precedente, durante el mes de octubre las temperaturas medias superiores a la histórica para igual momento del año no juegan a favor del llenado.

Estas, combinadas a buenas condiciones hídricas, aceleran las tasas de acumulación de materia seca en el grano pero al mismo tiempo están reduciendo más que proporcionalmente el tiempo de duración de esta fase. A igual latitud pero del lado bonaerense, la situación de los trigales en Pergamino no dista de lo que sucede en la localidad santafesina. El asesor de Aapresid de esta localidad, Federico Zorza, confirmó que la maduración de los lotes de trigo que se encuentran entre grano lechoso y pastoso, se aceleró señaladamente durante los primeros días de noviembre a causa de las temperaturas más altas.

El especialista pergaminense sostuvo que con temperaturas menores a las actuales la producción se entrega en los primeros días de diciembre; sin embargo, estimó 10 días de adelanto para la finalización de la campaña.

También afirmó el retraso de las espigas de los macollos y aclaró que este desfasaje puede generar a cosecha problemas de humedad en granos. En Pergamino la expectativa del rinde ronda los 25 qq/ha, un 40% menos que en las últimas dos campañas. 

El Maiz

En este momento, en el cual las mismas condiciones climáticas son comunes a trigo y maíz, este último avanza favorablemente, de acuerdo con lo que manifestó Zorza para la zona de Pergamino.

Los lotes de maíz sembrados durante los primeros días de noviembre, se encuentran con cuatro hojas expandidas. Los altos índices térmicos y las buenas condiciones de humedad de la siembra alcanzaron para el bienestar de los materiales en etapa vegetativa.

Zorza comentó que hace unos 10 días que no se registran lluvias y sería ideal que llegasen a la brevedad, básicamente por dos motivos: por un lado, para que las recargas acompañen el progreso favorable del cereal ya implantado y, por otro lado, que permita la siembra del hectareaje remanente de los planteos tempranos.

Temas en esta nota

    Cargando...