Los autos nuevos cuestan casi lo mismo que a principio de año

Las concesionarias están aplicando todos los descuentos posibles para poder vender unidades. En algunos casos, la rebaja sobre el precio de lista puede llegar hasta el 17%.

18deNoviembrede2008a las07:36

Mientras el gobierno nacional busca implementar medidas que estimulen la producción automotriz y frene los despidos, los dueños de concesionarias intentan vender el stock inmovilizado que les está dejando la caída del consumo.

La marcada caída en las ventas hace por estos días que comprar un automóvil cero kilómetro puede costar casi lo mismo, o incluso menos que en enero de este mismo año.

Seguro sin cargo por seis meses, GPS de regalos, gastos de patentamiento gratis, accesorios no incluidos en el modelo, todo es válido para atraer a los reticentes compradores. Pero nada lo es tanto como los precios bajos.

La crisis del campo sumada, a la crisis financiera internacional fueron suficientes para que un automóvil Gol, el auto más vendido en la Argentina, que en enero de 2008 tenía un precio de venta de $ 35.500, pase por un proceso deflacionario y hoy se pueda conseguir a $ 35.000.

“Estamos aplicando descuentos que nos insumen el margen de rentabilidad, pero si no lo hacemos, no se venden las unidades”, explicó el dueño de una concesionaria Volkswagen que pidió mantenerse en el anonimato. “En el mercado, la media de descuentos es de 8% u 8,5% sobre el precio de lista pero, dependiendo del modelo, puede llegar a ser del 15% al 17%”, agregó.

Esta caída en los precios no es potestad de las concesionarias VW. Sino que se repite en todas las marcas. Un Chevrolet Corsa, 0 km, cinco puertas cotiza en la actualidad $ 48.600. En enero, el mismo modelo costaba apenas $ 1.600 más.

Lo mismo sucede con Ford. Un Fiesta cinco puertas, con aire y dirección cuesta de lista $ 51.300. Pero si se abona al contado, el costo final es un 9,38% menos, es decir, $ 46.490. El mismo auto en febrero de 2008, tenía un valor de lista de $ 46.030 con una reducción de 1,87% por pago de contado, lo que dejaba una diferencia de $1320 ($ 45.170 final).

“Estamos trabajando casi sin ganancia porque necesitamos mover el stock”, afirmó a El Cronista un concesionario de la red de Renault. “Lo óptimo para nosotros es tener un mes de stock, y en la actualidad tenemos dos meses. Mientras tanto, la fábrica quiere que sigamos comprando”, admitió el concesionario de la marca francesa.

Según explicó el concesionario, quien también pidió mantener en el anonimato su nombre y el de su compañía, el precio de un Clio 5 puertas, con aire, dirección hidráulica y CD, en la actualidad es de $ 40.200 y se forma de la siguiente manera: La red aporta una nota de crédito al patentamiento y el concesionario 5%. “El precio de lista es de $ 47.200 y Renault nos acredita $ 4.200, el precio que se publica es de $ 40.200. No tengo margen si tenemos en cuenta que el mismo modelo en enero estaba en $ 42.000. Si hoy todo estuviera bien, el precio tendría que ser de $ 45.100”.

La presión al usado

“Estos descuentos en las unidades 0 km, que en promedio son del 8%, van a afectar el precio de los usados y lo van a empujar hacia la baja”, dijo Alberto Príncipe, titular de la Cámara del Comercio Automotor (CCA).

Este sector también está perdiendo fuerza de venta. Y los números del último mes lo demuestran. Según la CCA, en octubre se comercializó un 4% de autos menos que el mes anterior y, si se compara contra el mismo mes de 2007, la baja también fue de 4 por ciento.

“Cuando el mercado estaba en plena expansión, la diferencia entre el 0km y el usado joven rondaba el 5%, 6% de diferencia. Ahora la brecha se amplió y estamos en un promedio de 10% al 15% dependiendo del modelo”, explicó el empresario.

Tanto para los concesionarios de 0 km como para los de modelos usados, la rentabilidad de los últimos años “desapareció” y

Temas en esta nota

    Cargando...