Caída en el precio del maíz salva al Gobierno de pagar compensaciones

El cereal cotizó en Rosario a $ 280, por debajo del precio de base para los subsidios. Significa un alivio para la caja fiscal, pero no cambia el panorama de los ruralistas.

Por
19deNoviembrede2008a las07:15

La abrupta caída del precio interno del maíz, que si bien está lejos de los valores internacionales acumula entre 40% y 45% respecto del máximo alcanzado a mediados de julio, está cerca de darle un alivio a las cuentas fiscales, con un eventual ahorro de $ 100 millones mensuales, hasta ahora destinado a los productores de ganado bovino, porcino y aviar por utilizar el grano para abastecer con sus animales al mercado interno.

El maíz disponible en Rosario terminó ayer en torno a $ 280 por tonelada, 4,4% por debajo del valor de referencia para el abastecimiento interno que fijó el Gobierno en enero de 2007 como piso para pagar compensaciones que buscaron poner un freno –con menor o mayor éxito– en los alimentos que llegaban a la mesa de los argentinos. Con ese precio de cierre de ayer, la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca) no debería destinar fondos para subsidiar el alimento de ganado bovino engordado a corral (feedlots), de la industria avícola y de los criadores de porcinos. En tanto, la posición disponible sobre Buenos Aires quedó ayer $ 305 la tonelada.

De abril a esta semana, la oficina que preside Ricardo Echegaray pagó a esos productores primarios de alimentos $ 984 millones en concepto de compensaciones por la diferencia entre el valor de abastecimiento interno y la capacidad de la industria (fas teórico, o valor internacional menos retenciones y otros gastos).

De ese total, casi $ 484 millones corresponden a compensaciones avícolas, otros $ 447 millones para los feedloteros y $ 53,5 millones a los criadores de porcinos.

Más allá de los valores de pizarra en Rosario, en la práctica todavía se está un poco lejos de que se termine –aunque sea momentáneamente– de subsidiar la producción en esos sectores agropecuarios. Por un lado, porque los pagos de compensaciones tienen un retraso promedio de 60 días, coinciden fuentes rurales. Pero, además, porque las pizarras de las bolsas cerealeras son indicadores pero no determinantes: muchos de estos productores aseguran no consiguen maíz por debajo de $ 380 la tonelada. En ese marco, según la información de la Secretaría de Agricultura (Sagpya), el fas teórico para el maíz estaba ayer a $ 359 por tonelada.

Además, feedloteros, criadores porcinos y avícolas coinciden en que la actual preocupación no pasa por el valor del grano ni la compensación sino por bajos precios que reciben por sus mercancías terminadas. En eso pesa la crisis internacional, que retrajo la demanda externa por alimentos, y el nivel de consumo interno de carne vacuna que se mantiene casi sin cambios. “El ganado en pie vale 30% menos que en julio, y aunque la carne en mostrador no bajó, comparativamente está más barata que otros productos, lo que arrastra para abajo los precios del pollo y el cerdo”, comentaron varios empresarios.

Por Paula López.

Temas en esta nota

    Cargando...