La crisis terminó de paralizar el mercado externo para la carne

Los principales clientes de Argentina —Europa, Rusia e Israel— contrajeron sus operaciones y lo poco que compran es a menor precio: la apetecida cuota Hilton bajó de 19.000 a 12.000 dólares la tonelada.

Por
19deNoviembrede2008a las07:26

El mercado de exportación de carnes se encuentra prácticamente paralizado por el impacto de la crisis internacional en los principales clientes de Argentina, como la Comunidad Europea, Rusia e Israel, y con perspectivas inciertas, por lo menos, hasta enero próximo.

Así lo afirmó el especialista Víctor Tonelli, quien aseguró que "hoy los clientes europeos no están comprando y a lo poco que compran cuesta encontrarle un precio".
"La tonelada de los cortes Hilton de exportación bajó a unos 12 mil y 13 mil dólares la tonelada, pero en realidad nadie sabe bien cuál es el precio", afirmó.

El mercado de novillos de exportación cayó en tres semanas un  22 por ciento en su valor y el ejemplar de consumo cuesta igual que el que se vende al exterior.
Israel "se encuentra en sus fiestas religiosas" que restringen  la ingesta de carnes, mientras que Chile "analiza su propia  estrategia frente a la crisis", lo que provoca una retracción en la demanda durante noviembre, sostuvo Tonelli.

El Instituto de Promoción de la Carne Vacuna (IPCVA) consideró a Alemania, país que acaba de declararse en recesión por la crisis financiera, el principal mercado en valor de divisas, durante los primeros diez meses del año 2008.

Alemania importó el 27 por ciento del total del valor exportado de carne vacuna enfriada, congelada y procesada en el  período.
En orden de importancia siguen Rusia (14,3 por ciento del  total), los Países Bajos (11,4 por ciento), Italia (9,2 por ciento), y Chile (7 por ciento).

La Federación Rusa se mantuvo como el principal destino, en volumen, con aproximadamente 63,2 mil toneladas, seguida por Alemania, 25,4 mil toneladas, Chile, 21,8 mil toneladas, Israel, 17,2 mil toneladas y los Países Bajos 12,4 mil toneladas.
Los aproximadamente 172,4 millones de dólares ingresados a la Argentina por  exportaciones de carne vacuna en octubre de 2008, resultaron 26,3 por ciento inferiores a los 234,1 millones de dólares ingresados  en septiembre último.

"Como ganadero que soy, siento que se ha acabado la fiesta  internacional y ni siquiera me dejaron entrar. El tren de la  ganadería pasó y ni siquiera paró en la Argentina. Creo que hay  que volver al modelo productivo del 2002", dijo Javier González  Fraga en un reciente seminario del IPCVA.

Por otra parte, la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (ONCCA) exceptuó del encaje productivo a un grupo  menor de exportadores.
Se trata de empresarios que venden al exterior carne de la raza Wagyu, reservado a hoteles de cinco estrellas, con un valor el plato de unos 600 pesos (150 euros o más).
La ONCCA liberó a esos exportadores de la obligación de  destinar el 75 por ciento de la producción al mercado interno.

Esta raza de origen japonés, según pudo saber Noticias Argentinas, se cría en algunas estancias y está destinada en el mercado interno a hotelería del más alto nivel.

Debajo del costo

Por otra parte, un estudio de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP) reveló que el costo del kilo producido de ternero en un planteo de cría sobre campo alquilado es de 4,17 pesos.

Mientras, ese kilaje se vende a 3,10 pesos, es decir un peso menos que el costo de producción, pero, según el informe, el  productor necesitaría vender a 5,26 el kilo para asegurar cierta rentabilidad.

Temas en esta nota

    Cargando...