La lluvia y el granizo dejan un tendal de problemas en el sur santafesino

El agua cubrió la ruta 90, que debió ser cortada en varios tramos. Un puente en peligro.

02deDiciembrede2008a las07:42

Unas 1.500 hectáreas sembradas fueron afectadas por la caída de granizo, básicamente en esta localidad y en Elortondo, aunque el fenómeno meteorológico se extendió a otras localidades del sur santafesino. En Melincué el pluviómetro marcó 220 milímetros de agua, mientras que en Chovet cayeron 180 milímetros en apenas 45 minutos. Y tanto en las rutas 90 como 14 hubo que cortar el tránsito. La lluvia cayó durante todo el fin de semana y sus consecuencias aún se siguen sintiendo.

Chovet fue el epicentro de una de las tormentas más intensas de las que se tenga registro en los últimos años, lo que generó inconvenientes tanto en el radio urbano como en la zona rural. Además de granizo y lluvia, hubo violentas ráfagas de viento y según registros de la Comuna local el sector más afectado por la granizada fue el suroeste, entre los distritos de Chovet y Elortondo.

"En algunos lotes, el trigo está casi acostado por el viento. A nosotros por suerte no nos cayó granizo, pero el viento nos afectó bastante. Esperemos que a la hora de la trilla no haya inconvenientes. Primero la sequía, y ahora esto", declaró un productor agropecuario local.

En Melincué, donde cayeron 220 milímetros, también se sintieron las inclemencias del tiempo y en algunos lugares del casco urbano el agua ingresó en las viviendas y llegó a los 30 centímetros de altura.

Venado Tuerto sufrió también la lluvia, aunque no se registraron daños económicos importantes. Sí hubo muchas ramas caídas y cortes de energía temporarios que fueron subsanados con los generadores que tiene la cooperativa eléctrica local.

En Rufino se vivía un panorama similar, aunque las fuertes ráfagas se hicieron notar mucho más, ya que hubo voladuras de techos y cortes de energía. También se produjeron caídas de ramas y problemas de anegamiento temporario en algunos sectores de la ciudad.

 Rutas cortadas. En tanto, desde la madrugada del domingo se encuentra cortada la ruta 90 a la altura de Máximo Paz, luego de que las intensas lluvias del fin de semana provocaran el desborde del arroyo Pavón que, entre otras graves consecuencias, dejó un puente "casi en el aire", según graficó el presidente comunal, Iván Camats.

También la ruta 14 sigue padeciendo los problemas del intenso temporal. A la altura de Pueblo Muñoz fue habilitada sólo para el tránsito liviano, hasta que se hagan las tareas de reparación de uno de los puentes afectados por la crecida.

"Las lluvias del sábado a la noche provocaron el corte de la ruta 90 en tres o cuatro tramos, y cuando comenzó a bajar nos dimos cuenta de que un 30 por ciento del puente del arroyo Pavón sobre la ruta 90 quedó totalmente socavado y en peligro de derrumbe", señaló ayer a La Capital Camats. "Desde ese momento estuvimos sin dormir y decidimos cortar la ruta junto con la policía. Ahora estamos esperando que vengan técnicos de Vialidad Provincial, y evaluamos la posibilidad de habilitar sólo el tránsito liviano, pero primero queremos tener un informe de los especialistas", añadió. Hoy irán al lugar técnicos de Vialidad a realizar una batimetría del arroyo. "Estamos calculando que no habrá una solución a corto plazo", dijo el mandatario.

El domingo a la madrugada el agua ya sobrepasaba unos 70 centímetros por sobre la ruta 90, un vehículo que transitaba por el lugar quedó varado y los bomberos debieron rescatar a sus ocupantes. "Como la ruta 14 también estuvo cortada, para ir a Rosario debíamos dar una gran vuelta por Casilda, por la ruta nacional 33. En nuestra zona llovieron unos 270 milímetros y también está todo inundado", confirmó por su parte el presidente comunal de Alcorta, Vicente Martelli.

Los técnicos de Hidráulica pidieron planos del puente para conocer el

Temas en esta nota

    Cargando...