Qué hacer ante siembras tardías

Arrancamos la siembra el 20 de octubre. Tuvimos que parar por falta de humedad. Como seguía sin llover, a los pocos días sembramos en seco el resto de las 1.100 hectáreas que destinamos a soja. La semilla estuvo 30 días en el suelo esperando la lluvia.|<p>Hace pocos días cayeron entre 20 y 30 mm y, ahora, toda la soja ya está nacida, relata Fabián Sione, productor que siembra en Entre Ríos.</p><p>¿Cómo lo hizo? Para Sione, el secreto es asegurarse la calidad de la siembra y un buen paquete de inoculado y curasemilla, para que la soja esté bien nutrida y protegida desde el principio. "Ponés un 10% menos de grano pero inoculás, y tenés la ecuación tecnológica más barata, asegurando calidad de la siembra y nacimiento de todas las plantas", explica Sione.</p><p>Edgard Ramírez, de la firma Marca Líquida, que siembra 34.000 hectáreas en Salta, Chaco y Córdoba principalmente, cuenta que, allí, la soja se sembró más tarde, por la seca. Las altas temperaturas en el suelo hacen que Ramírez preste especial atención a la inoculación y a la supervivencia de las bacterias. "La semana pasada, con 42 grados a la sombra, nosotros estábamos sembrando; por eso es importante saber que las bacterias llegan vivas al suelo", dijo.</p><p>Fernanda González Fiqueni, de Biagro, señala que la clave, en campañas exigidas como ésta, radica en las prácticas para proteger las bacterias de manera de que sobrevivan y germinen ante la menor cantidad de agua. "Inocular sigue siendo fundamental para tener una planta mejor nutrida, sobre todo en esta campaña, en la que se utilizarían menos fertilizantes", asegura. "Y hay que usar protectores sí o sí, para una mayor protección osmótica de la bacteria ante la desecación que pueda sufrir", recomienda. <br></p>

Por |

Temas en esta nota

    Cargando...