Las promesas de Obama alivian a la economía argentina: soja repuntó 5%

La soja rebotó y ayer cerró de nuevo arriba de u$s 300 la tonelada en Chicago. Da un respiro a la economía local, pero dudan que se sostenga. También mejoró el maíz.

Por
09deDiciembrede2008a las07:07

De la mano del mejor clima financiero que se respiró ayer en las principales plazas bursátiles del mundo, la soja protagonizó su mayor alza en dos semanas. Las promesas del presidente electo de EE.UU., Barak Obama –quien adelantó un ambicioso plan de obra pública e infraestructura para recuperar el nivel de actividad en su país– sonaron como música en los oídos de los deprimidos operadores. Habrá que ver claro, si este rebote lograr sostenerse.

Por lo pronto, la soja en el mercado de Chicago ganó casi 5%, más precisamente 4,7% y volvió a cerrar por encima de los u$s 300 la tonelada. Terminó a u$s 301,65 y habría que remontarse al 24 de noviembre pasado para hallar un incremento diario superior.

La recuperación de la soja también tuvo su correlato en los otros commodities agropecuarios, como el maíz que trepó 6,7%, su mayor ascenso en cinco semanas. En el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba) no hubo operaciones por ser feriado.

La suba que ayer mostró la soja no alcanzó para compensar la estrepitosa caída de los commodities agropecuarios en los últimos cinco meses y todavía está 50% abajo de sus valores máximos alcanzados a principios de julio de este año.

Será clave seguir de cerca la evolución de la soja en los primeros meses de 2009. Si los precios no se recuperan, el año próximo la Argentina podría sufrir una merma significativa en su superávit comercial, a la vez que la menor oferta de divisas continuaría presionando hacia arriba al tipo de cambio.

Con la soja en los actuales niveles los analistas privados comenzaron a reestimar sus proyecciones sobre las exportaciones de 2009. Se habla de u$s 64.000 millones, muy por debajo de los u$s 72.000 millones de este año. El saldo comercial se reduciría de u$s 13.000 millones, a sólo u$s 5.000 millones dando un duro golpe a la cantidad de divisas disponible en el mercado local.

Otro factor que impulsó ayer el precio de los commodities agropecuarios en Chicago fue el rumor de que el gobierno de China podría recortar los impuestos que cobra a los ingresos de la población para estimular el consumo. Ello a su vez generaría una reactivación en la demanda de alimentos, como la soja. El gobierno de India también estudia aplicar medidas similares.

Compras

A este conjunto de factores se le sumaron las compras especulativas a raíz de los bajos precios en que había caído la soja, inclusive debajo de u$s 290 la tonelada, y el repunte del petróleo a nivel mundial, que arrastró consigo a los otros commodities.

Los precios que hoy frecuenta la soja dieron lugar inclusive a versiones sobre una baja de las retenciones a la oleaginosa. Sin embargo, ayer el Jefe de Gabinete, Sergio Massa, negó que se estudie un cambio en la alícuota que se cobra a las exportaciones de este cultivo.

La semana pasada –en oportunidad del anuncio del plan anti crisis– la presidenta Cristina Fernández de Kirchner sorprendió al comunicar una baja de cinco puntos porcentuales en las retenciones al trigo y al maíz, más un esquema que permite un progresivo descenso adicional de este gravamen en función de la mejoras en sus cantidades producidas.

El viernes, último día de negocios en el Matba, los contratos de la soja terminaron a u$s 185 la tonelada, mientras que el trigo finalizó la semana pasada a u$s 114,7 y el girasol lo hizo a u$s 194 por tonelada.

Por Juan Cerruti.

Temas en esta nota

    Cargando...