Inversiones en biocombustibles por casi US$ 900 millones

Se aplicarán a plantas de biodiésel y de etanol que se inaugurarán en los próximos 2 años.

16deDiciembrede2008a las06:51

Pese a la caída de los precios internacionales de los granos y el petróleo, con el cual se compara parte de su competitividad, la industria de los biocombustibles sigue en marcha con proyectos millonarios en el horizonte cercano. Así, entre plantas de biodiésel que se inaugurarán hasta 2010 más proyectos de ingenios azucareros para pisar fuerte en etanol, hoy hay inversiones en marcha, según los casos, por casi 900 millones de dólares. Con todo, si se suman las fábricas que ya están funcionando, hay que agregar otros US$ 300 millones, con lo cual el número final del sector trepa a unos US$ 1200 millones.

Según un informe preparado por Claudio Molina, director ejecutivo de la Asociación Argentina de Biocombustibles e Hidrógeno, desde 2006 ya hay unas quince plantas de biodiésel, que demandaron una inversión total de US$ 282 millones. Hoy, ese lote de fábricas tiene una capacidad para producir 1,5 millones de toneladas por año. Una parte importante de las instalaciones construidas está radicada en el Gran Rosario, donde, además, se levanta el mayor polo de procesamiento de la industria aceitera argentina.

Según un reciente informe de la Cámara Argentina de Energías Renovables, en 2008 la Argentina producirá más del 10% del biodiésel del mundo, por lo que se establecerá como "el tercer productor a escala global, con ventas estimadas en 1500 millones de dólares". Más del 90% de la exportación de biodiésel se vende primero a los Estados Unidos, si bien el destino final es Europa. Hasta noviembre pasado, el país vendió poco más de un millón de toneladas.

Pero la clave está en lo que vendrá, ya que hasta 2010 está prevista la inauguración de otra decena de fábricas de biodiésel. Según el trabajo de Claudio Molina, esas plantas van a agregar una capacidad de 2 millones de toneladas por año y van a requerir un aporte de capital por 389 millones de dólares. Con las plantas ya construidas y las que se van a abrir, la industria de biodiésel totalizará una capacidad de 3,59 millones de toneladas por año y habrá realizado inversiones por 671 millones de dólares.

Optimismo, pese a todo

"Si bien en los últimos dos meses se ha producido una importante reducción de la actividad, a partir de la crisis internacional, los fundamentos del mercado se mantienen intactos. Superada esta coyuntura, la exportación de biodiésel irá registrando volúmenes crecientes", precisó el informe.

Para Molina, paradójicamente, la asignatura pendiente pasa por la construcción de una oferta de biodiésel para atender el mercado interno. Por la ley 26.093, a partir de 2010 el diésel y la nafta expendida dentro del país deberán cortarse con un 5% de biodiésel y bioetanol, respectivamente. "La incertidumbre que atenta contra la formación de la oferta interna de biodiésel está vinculada con la falta de seguridad jurídica y tributaria implícita en la ley 26.093 y con la falta de normas complementarias", dijo Molina. El mercado demandará alrededor de 800.000 toneladas métricas anuales de biodiésel y 245.000 toneladas métricas de bioetanol, respectivamente. Una parte importante de los exportadores de biodiésel igual ya están mirando con entusiasmo el mercado local y tienen por objetivo que el Gobierno genere resoluciones simétricas a las que emitió recientemente para el etanol.

Ingenios con etanol

Al respecto, la industria azucarera ha encontrado un motivo para involucrarse en la producción de bioetanol para atender el mercado interno. La reciente modificación de la ley 26.093, mediante la ley 26.334, le abrió el camino para que fuera parte de la promoción fiscal y obtuviera un buen precio. En el medio, hubo normas que facilitaron las condiciones de una oferta interna con el propósito de que hacia fines de 2

¡Enterate de todas las novedades!

Temas en esta nota

Seguí leyendo