La liquidación de vientres cumplió dos años

Entre enero y setiembre, la mitad de la faena fue sostenida por la creciente presencia de hembras.

26deDiciembrede2008a las07:30

"¿Cómo hizo la cadena de valor de la carne vacuna para abastecer cada vez mayor cantidad de animales?", se pregunta el informe de noviembre de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (Ciccra). Y a renglón seguido se responde: "las estadísticas oficiales reflejan claramente que el proceso fue financiado a través de la liquidación de hembras.

 

De hecho, en los primeros nueve meses del año la matanza de vacunos alcanzó un nivel de 10,81 millones de cabezas y quedó ubicada casi en el mismo nivel de enero-setiembre de 2007. Estos fueron los dos niveles de faena más altos registrados para el mismo lapso entre 1990 y 2008.

 

El segundo ciclo de liquidación de la década actual se inició en el cuarto trimestre de 2006, luego de que el continuo avance regulatorio sobre la cadena valor llegara al límite de suspender transitoriamente las exportaciones durante el segundo trimestre.

 

Y si bien esta restricción fue relajada tras un "acuerdo" entre el Gobierno nacional y las entidades sectoriales, ello no implicó retornar a la situación previa a la suspensión. En cambio, se "diseñó" un esquema de cuotificación de los embarques de cortes frescos (extra Hilton) y congelados, explica el informe.

 

"La duración e intensidad de este ciclo de liquidación no tiene comparación con ningún otro que se haya registrado en las últimas décadas en nuestro país. El proceso ya cumplió dos años (dejando afuera octubre y noviembre por falta de información al momento de prepararse el informe)".

 

Asimismo, la participación de las hembras en la faena total nunca fue tan elevada, ni siquiera en la fase de liquidación que se registró en 1996/97 y que dio lugar a la crisis sectorial de 1998.

 

En setiembre pasado, la participación de las hembras fue de 47,5 por ciento en el total de la faena. La Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca) afirmó que ese guarismo viene retrocediendo en los últimos meses, pero también incide la estacionalidad. En setiembre del año pasado, la participación había sido de 47 por ciento.

 

Y si se toma el tercer trimestre del año, llega a 48,6 por ciento, nuevamente récord histórico para el período 1990/2008. Incluso, el nivel es mayor (49,1 por ciento) si se toma el período enero-setiembre de ese año.

 

Industria. Los indicadores agregados muestran que la industria frigorífica registró niveles de actividad récord en los últimos dos años. Pero también reflejan que el proceso está sustentado en una participación récord de las hembras. Esto implica que el actual nivel de faena no es sustentable en el mediano-largo plazo.

 

En lo que respecta a la producción de carne, en los primeros nueve meses del año se ent

Temas en esta nota

Seguí leyendo