El campo prevé un mal año si no cambia la política oficial

Representantes de diversas entidades coinciden en que 2009 puede ser un año en el que se reiteren las movilizaciones y protestas de productores.

30deDiciembrede2008a las07:25

Los principales referentes del gremialismo ruralista, junto con los productores del campo, coincidieron ayer en afirmar que el sector no podrá sobrevivir en 2009, en tanto se reiteren las condiciones de producción e intervencionismo de mercados que se presentó este año.
"Este no es el camino y el campo no podrá soportar un 2009 como lo hizo en 2008", afirmó el presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap), Pedro Apaolaza. La entidad, que representa a más del 40 por ciento de los 100.000 productores rurales nucleados en el ruralismo confederado, comenzó a organizar desde ayer varias asambleas informativas, con epicentro en Bahía Blanca, para empezar a diseñar las características que tendrá la inminente protesta nacional del campo. Para otros gremialistas del campo, en tanto, las movilizaciones de reclamo y protesta "se acelerarán, porque los últimos anuncios oficiales terminaron de caldear los ánimos" de los chacareros, dijeron desde CRA y referentes del agrarismo nacional, como Ulises Forte, quien reiteró que "desde el 2 de enero, al finalizar las celebraciones de las Fiestas con la familia, las acciones gremiales tienen fecha abierta para comenzar a manifestarse".

Esperando acciones

Apaolaza, junto con integrantes de la conducción central de Carbap, cargó contra los recientes anuncios oficiales y se alineó con el titular de la Rural, Hugo Biolcati, quien afirmó que el sector no tiene interlocutores en el Gobierno, ni siquiera con el secretario de Agricultura, Carlos Cheppi, debido a que el funcionario está "muy ocupado trabajando".

"La mayor aspiración que podemos tener es que la presidenta (Cristina Fernández de Kirchner), de una vez por todas, entienda qué es lo que hay que hacer, se convenza de que este no es el camino y podamos ver liberados los mercados de carnes, de lácteos y toda la actividad planificada", puntualizó el titular de Carbap.
En su opinión, ese es el único método para aplicar de modo que el productor pueda prever su futuro dentro de esta tarea y llevarla a cabo bien, "porque el país lo va a necesitar y el mundo también", agregó.

Al referirse a 2009, consideró que "será un año muy duro, que vamos a comenzar en los primeros días de enero con asambleas y movilizaciones porque, evidentemente, el campo no soporta un 2009 como el 2008. Esto que quede claro: así no hay futuro", enfatizó. En ese sentido, exhortó a "pelear de la mejor manera posible para cambiar todo esto. Tenemos fuerza para hacerlo, nadie se va a tomar vacaciones y cada uno va a hacer lo que le corresponde", explicó a la prensa.

Los anuncios

En relación con los recientes anuncios del Gobierno destinados al campo, consideró que la escala que se puso de retenciones para el trigo y el maíz "no sirve para nada y la Presidenta lo sabe y, aparte, demuestra total desconocimiento de la producción porque ha dicho que tenemos que pensar, hablando del maíz, de la siembra en junio y del trigo en octubre".

"Todos son errores fundamentales que provienen del desinterés por la ecuación agropecuaria", aseveró. Consultado acerca del resultado de las reuniones que la dirigencia pampeana mantuvo con las autoridades de Buenos Aires, dijo que "el encuentro con (el gobernador, Daniel) Scioli nos pareció bueno", así como que el mandatario provincial "había comprendido cuál era la situación y se comprometió para trabajar del lado del campo y de la producción", explicó.

Sobre el mismo tema, agregó que desde el sector se insistirá en mantener fluido el diálogo con el gobernador de Buenos Aires, porque "más allá de quién sea circunstancialmente, él se va y la provincia nos queda, esa es la realidad", concluyó.

¡Enterate de todas las novedades!

Temas en esta nota

Seguí leyendo