Fernández reiteró que es "muy difícil" bajar retenciones y el agro apuntó contra Moreno

El jefe de Gabinete dijo que "antes de tocar un centavo hay que ver de dónde sacar la plata" que el Estado dejaría de percibir; Buzzi volvió a pedir que el secretario de Comercio no intervenga en la negociación.

Por
31deJuliode2009a las10:07

La antesala de la reunión entre el Gobierno y el campo deja en evidencia la combinación de tensión, escepticismo y expectativa que rodea el encuentro en la Casa Rosada.

Mientras que el Gobierno reiteró que bajar las retenciones "es complicado", el agro ratificó que planteará el tema a Aníbal Fernández y reclamó que Guillermo Moreno no intervenga en la negociacion.

"El tema es muy complicado ya que antes de hablar de bajas y de tocar un centavo hay que ver de dónde sacar la plata", advirtió el jefe de Gabinete en declaraciones a radio 10. Se refirió así a los recursos que el Estado dejaría de percibir si se bajaran sustancialmente las retenciones a la soja, como pretende el campo.

Fantasma. Por otra parte, Fernández, que estará al frente de las negociaciones que el Gobierno reiniciará esta tarde, aseguró: "Mi objetivo es resolver el tema". Evitó dar precisiones de la propuesta que hará a la Comisión de Enlace. En cambio, intentó ahuyentar uno de los fantasmas que más preocupan a las entidades: la influencia de Néstor Kirchner en la definición de las medidas que la Casa Rosada podría anunciar a los ruralistas.

"Sería un gesto de denigrar, de ofender, de dejar de lado a la Presidenta, y él no lo haría. No sé por qué se insiste con este tema", planteó Fernández en declaraciones a radio Mitre.

"Se necesita un cambio de actitud de parte del Gobierno para negociar un acuerdo en niveles tolerables para las retenciones a las exportaciones de granos", sostuvo el presidente de Federación Agraria, Eduardo Buzzi. "Algo deben modificar", añadió en declaraciones a radio La Red.

No obstante, aclaró: "No pretendemos entrar en la Casa de Gobierno y volvernos con el paquete [de soluciones] bajo el brazo".

Sombra. Con Moreno fue decididamente menos contemplativo. "Moreno no puede estar otra vez en el medio. Espero que su sombra desaparezca en la reunión", afirmó.

La Casa Rosada volverá a abrir sus puertas a la Comisión de Enlace, que se reunirá con el jefe de Gabinete después de más de un año de la última reunión en ese lugar y de 16 meses de conflicto.

La reunión se producirá en un clima de mutua desconfianza y tras una semana caracterizada por las duras críticas del ruralismo al Gobierno.

No se descarta que en algún momento pueda sumarse al encuentro la presidenta Cristina Kirchner, aunque eso dependerá de cómo se desarrolle la reunión, dijeron anoche altas fuentes del Gobierno.

Límites. En cuanto a los márgenes de negociación, en el Gobierno dijeron ayer que aceptarían rebajar las retenciones a las exportaciones de trigo y maíz, pero no a las de soja. También dijeron que estarían dispuestos a liberar exportaciones y a mejorar la situación de la carne y la leche.

Otro de los temas clave de la reunión será el de las trabas a la exportación. Actualmente, con excepción de la soja, están reguladas las ventas al exterior de trigo y maíz. Por eso, el quid de la cuestión estará en el papel jugado por la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca), que controla indirectamente el jefe de la AFIP, Ricardo Echegaray. Ese organismo regula el comercio de granos y carne, aprueba o rechaza permisos de exportación y obliga a mantener stocks forzosos de diversas mercaderías, entre otras cosas.

Los ruralistas exigirán justamente la reapertura de las exportaciones y que se termine la intervención oficial en los mercados agropecuarios.

Temas en esta nota

    Cargando...