Grupo local le gana una planta al mayor frigorífico del mundo

Santa Giulia, ligada a la familia que alquilaba la planta, se impuso en un remate judicial a JBS Friboi, dueño de Swift, y al polémico grupo de recolección de residuos bonaerenses Covelia.

Por
12deAgostode2009a las07:18

Ayer, la firma local Santa Giulia se quedó con la planta frigorífica que operaba Lafayette en la localidad bonaerense de San Vicente, tras imponerse en una puja de precios al mayor frigorífico del mundo, el brasileño JBS-Friboi –dueño del gigante Swift– y a Covelia, una polémica empresa de recolección de residuos en municipios del conurbano bonaerense que ha sido vinculada tanto al líder sindical Hugo Moyano como al ex carapintada y ex intendente Aldo Rico.

La planta en cuestión es una de las que perteneció al gigante frigorífico CEPA (Compañía Elaboradora de Productos Alimenticios), que quebró hace unos años, luego de un largo proceso de convocatoria de acreedores. Conocida como Meatex, hace seis años fue alquilada por la familia Tiraboschi, propietaria del frigorífico exportador Lafayette, dueño de otra planta de despostada (de las denominadas ciclo 2) en el barrio porteño de Barracas.

Ayer se abrieron los sobres oferentes en la licitación de la planta, que tenía una base de u$s 6,5 millones, y se conocieron las tres propuestas. Mientras que JBS se quedó en el precio base, Santa Giulia (ligada a los dueños de Lafayette) y Covelia iniciaron una puja que escalaba de a $ 50.000, y que ganó la primera, luego de que su rival decidió plantarse en u$s 6,9 millones.

Según operadores del sector cárnico, la Justicia le había rechazado a Santa Giulia ejercer la opción de compra que tenía sobre la planta que alquilaba, lo que disparó el proceso de licitación.

De todos modos, al precio que ofreció la empresa ganadora se le debe descontar la deuda hipotecaria, que al momento de la quiebra de CEPA fue estimada, según fuentes de la sindicatura, en $ 12 millones. Como el acreedor hipotecario es Santa Giulia, la empresa sólo debería desembolsar la diferencia entre ambos importes.

El frigorífico de San Vicente puede faenar hasta 600 cabezas diarias y es de ciclo completo, lo que significa que, además de la faenar, está preparado para el desposte de medias reses en los respectivos cortes vacunos. La planta también está habilitada para exportar a la Unión Europea y a terceros países, y tiene instalaciones como para producir carne cocida.

Lafayette, por su parte, es uno de los frigoríficos exportadores beneficiados con la distribución de la Cuota Hilton en el ciclo 2008/09 (que terminó en junio pasado), cuando obtuvo una alícuota de 674 toneladas gracias a su buena performance exportadora. De ese total, 473 correspondieron a la planta de San Vicente.

Este es, el primer remate de una planta de CEPA en que JBS no arriesga hasta el final; en los otros dos, realizados hace tres años, terminó quedándose con los frigoríficos.

Por Nicolás Razzetti.

Temas en esta nota