Las lluvias auguran mejor clima para la cosecha gruesa

Según señalan los expertos en climatología, las breves pero promisorias precipitaciones de los últimas anuncian el fin de la sequía y el comienzo de una época con nuevos patrones climáticos, ideales para la cosecha gruesa.

Por
09deSeptiembrede2009a las10:13

Si bien las lluvias de los últimos días aún no son suficientes para recargar los perfiles del suelo, sí parecen indicar un nuevo escenario en materia de clima. "Fue una sudestada, no es que vayan a ocurrir fuertes precipitaciones, pero sí marcan un cambio de tendencia a partir de la tormenta de Santa Rosa", explicó el experto en climatología, Eduardo Serra.

El especialista indicó que se pasó una circulación de vientos secos, a un vapor de agua "sobre todo en la región pampeana".

José Luis Aiello, climatólogo de la Guía Estratégica para el campo (GEA) de la Bolsa de Comercio de Rosario, indicó también que las lluvias son una buena señal sobre todo para la siembra de la cosecha gruesa. "Las precipitaciones indican una recomposición de los patrones", afirmó.

"El mes de setiembre va a marcar el retorno de los vientos húmedos, y poco a poco las lluvias se van a ir reactivando, pero en octubre con mayor continuidad", señaló Serra. El experto resaltó que la recuperación de reservas de humedad durante ese mes habilitan a sembrar. "Va a haber humedad en superficie para la siembra del maíz y en beneficio de la soja", auguró.

Ambos expertos señalaron que ya se instaló el fenómeno del Niño y las lluvias de estos días fueron sus primeros efectos. "Permanecerá hasta abril de 2010, y es una buena señal", apuntó Aiello. Para Serra, incluso, la campaña puede terminar con inundaciones, por el mes de marzo. Para que técnicamente se considere que terminó la sequía deberían haber llovido alrededor de 200 milímetros efectivos y eso aún no sucedió.

Temas en esta nota

    Cargando...