Hacienda: Abundante oferta y valores flojos

Sin urgencias al momento de comprar, la demanda actúa a diario con tranquilidad en la plaza ganadera

Por
12deSeptiembrede2009a las04:45

Parece ser un hecho irrefutable la abundante oferta de hacienda vacuna apta para faena que se vende actualmente, ya sea en el Mercado de Liniers, donde esta semana ingresaron hasta el jueves 27.482 cabezas, como por otras vías de negociación.

La extendida sequía que asoló los campos de todo tipo, y el acentuado proceso de liquidación verificado desde 2008 por la incertidumbre acerca del futuro de las explotaciones pecuarias ante la intervención estatal en el proceso de producción y comercialización, son así las causas determinantes de la cómoda gestión que pueden desarrollar en la actualidad los distintos operadores de compra del tradicional recinto, en algunos casos únicamente para completar faenas.

Del citado stock encerrado en las cuatro jornadas, el 69,95% fue integrado por conjuntos del tipo consumo liviano, que con una ocupación prácticamente total de los establecimiento donde se engorda a corral, afluyen en cantidad tal que hasta el presente han impedido la esperada recuperación de precios por demás deprimidos, tanto de terneros como de vaquillonas y novillitos.

A esas remisiones, obviamente, se adicionan las del castigado sistema pastoril que obliga a "cargar" a plaza lotes incompletos, cuya colocación resulta laboriosa ante la abundancia de mejores opciones.

Valores corrientes
Los valores corrientes oscilaron el miércoles del siguiente modo: en novillitos, $ 3,45/3,70 por los de 300/350 kilos; $ 3,43/3,63 con 351/390 kg, y $ 3,43/3,61 en el rango de 391 a 430 kg. Se pagó por vaquillonas $ 3,35/3,60 en las de 300/340 kg; $ 3,10/3,45 con 341/380 kg, y $ 2,90/3,30 por las pesadas, de 381/420 kg. Los mejores terneros fueron vendidos en $ 3,60/3,75 y los regulares e inferiores de $ 2,90 a 3,40.

Los novillos representaron el 5,01 por ciento de la entrada, equivalente a 1373 cabezas, y registraron un peso promedio de 475,75 kilos. El valor promedio general fue de $ 3,440, con parciales de $ 3,313, 3,353 y 3,500, de lunes a miércoles, respectivamente.

El Indice Liniers, en tanto, resultó de $ 3,403 por kilo, mientras que el índice sugerido para arrendamientos por el Mercado de Liniers fue de $ 3,481.

Los registros corrientes del miércoles para los novillos fueron los siguientes: $ 3,43/3,65 con 431/460 kg y $ 3,40/3,60 con 461/490 kg, concertándose pocas transacciones con lotes más pesados por falta de ingresos. De todos modos vale apuntar que se marcó un tope aislado de $ 3,65 por un conjunto con 508 kg y $ 3,50 por cortes de 509 y 577 kilos.

Vacas firmes
Todas las categorías de vacas tuvieron demanda firme del sector frigorífico y pudieron negociarse fácilmente con paulatinas ventajas en sus cotizaciones. Por las destinadas a cortes se pagaron $ 2,65/3,20 y en el tipo carnicería y regulares, $ 2,40/2,60. La conserva buena, bien encarnada, se cotizó a $ 2,05/2,35, en tanto que la inferior se negoció a $ 1,90/2,05.

Un párrafo aparte merece el fuerte repunte que experimentaron los precios de los toros, categoría que constituye una expresión mínima de los envíos diarios: en esta semana, sólo 1,67% del total, equivalente a 457 animales.

En virtud de la presión de varios compradores de la industria, se vendieron superando los promedios del mejor novillo británico, pues los niveles corrientes fluctuaron de $ 3,40 a 3,60 por los de mejores "mantos", lográndose $ 2,60/3,38 por los regulares. El máximo de la semana fue de $ 3,80, concretado el miércoles por un lote de 565 kilos, que superó el de novillos de $ 3,70 obtenido el martes en animales de 447 y 462 kilos.

Por Esteban D´Apice
Para LA NACION

Temas en esta nota

    Cargando...