Se puede incrementar la productividad del girasol

El 1º de octubre, Charata será sede de una jornada de actualización técnica organizada por ASAGIR. Los miembros de la Asociación buscan reducir la brecha entro lo que produce la región y el potencial que tiene. ¿Cuáles son los aspectos que los productores deben atender para incrementar la productividad?

24deSeptiembrede2009a las13:15

El 1 de octubre, en el Hotel Catange de Charata (Chaco), a partir de las 8,30 y hasta las 17 horas, la Asociación Argentina de Girasol (ASAGIR) llevará a cabo la jornada de actualización técnica que buscará darle un salto cualitativo a la producción girasolera del NEA.

“El NEA tiene potencial para más de medio millón de hectáreas de girasol”, afirmó Carlos Feoli, coordinador técnico del convenio INTA-ASAGIR. Por eso, los miembros de la Asociación eligieron Charata, una de las localidades más representativas de la región. “Sabemos que, en los últimos años, el clima ha condicionado fuertemente la superficie, pero también sabemos que hay un potencial que no se expresa en la producción, hay tecnología que puede ser adoptada por el productor”, sostuvo Feoli.

De allí que el programa de la jornada esté específicamente abocado a atender las necesidades del productor de la zona. Antonio Hall y Jorge Mercau disertarán bajo el título Entender el potencial productivo del NEA: desafíos y aproximaciones. A continuación, moderados por el Lic. Jorge Ingaramo, productores locales debatirán junto a los disertantes sobre las posibilidades productivas de la región. Luego, Daniel Rolón y Facundo Quiroz desarrollarán el panel Enfermedades, manejo y control. Más tarde, la jornada prevé una presentación sobre Insectos de parte aérea, a cargo de las especialistas María Ana Sosa y Mónica Montejo y un panel sobre protección del cultivo. En lo que hace a Mercados, la exposición quedará a cargo de Santiago Sánchez y Marcelo Morini. Para la perspectiva y prospectiva climática el orador será Juan Minetti.

Disminuir la brecha

Uno de los máximos desafíos de ASAGIR es acortar la brecha entre los rendimientos alcanzables y los efectivamente alcanzados. Por eso, desde hace un año lleva adelante el Proyecto Brechas, que busca relevar y analizar los potenciales productivos de cada zona y su relación con los promedios obtenidos. Entre los datos preliminares con los que se cuenta, uno de los más relevantes es que la producción girasolera nacional se encuentra 1000 kg por debajo de los rendimientos alcanzables. Y el NEA tiene mucho para mejorar en ese aspecto.

“El estudio ha concluido su primera etapa, que es la cuantificación y la definición de la variación interanual e interregional, y vamos a estar haciendo una presentación con los datos específicos de la región”, contó Feoli.

El Proyecto contempla datos estadísticos de la SAGPyA, de Productores AT (categoría que implica a un grupo de productores que habitualmente aplica la mejor tecnología y facilitaron sus datos para el trabajo: AACREA, Cazenave y Asoc., El Tejar y Los Grobo, entre otros), los promedios del conjunto de datos de ensayos de las empresas de genética socias de ASAGIR y de la Red Nacional del INTA, así como también reúne los rendimientos medios de los mejores 20 híbridos de cada ensayo y los máximos rendimientos del grupo Top20.

La idea de ASAGIR es reducir al mínimo los factores que inciden negativamente en la conducción de la siembra, más allá de los aspectos climáticos. “Quienes han sembrado, deben saber que quedan recursos tecnológicos para acompañar al girasol, entre ellos el control de malezas avanzadas, el control de insectos de parte aérea de la planta, que en el NEA es un problema importante”, agregó Feoli. Sin embargo, para aquellos que no han sembrado y que tienen la voluntad permanente de ser productores girasoleros, la Asociación los invita a que participen de la jornada, un punto de encuentro de toda la cadena, fun

Temas en esta nota

    Cargando...