Las lluvias beneficiaron el cultivo de trigo y maíz

El mayor aporte de humedad contribuye para que se cumplan las intenciones de siembra previstas para este ciclo.

Por
29deSeptiembrede2009a las07:15

En las regiones trigueras núcleo comenzaron a optimizarse las perspectivas de rendimientos para el cereal de este ciclo, luego de la ocurrencia de lluvias copiosas que, además, se extenderían durante toda esta semana.

Además, relevamientos realizados por técnicos climatológicos destacan que las precipitaciones abundantes también beneficiarán la siembra del maíz de esta campaña, aunque entidades cerealeras y ruralistas pusieron de relieve que "persiste la incertidumbre" entre los productores, por la falta de "reglas claras de comercialización" para el cereal, indicaron desde Carbap.

La posición fue compartida por directivos de MAIZAR, la entidad que nuclea a todos los eslabones de la cadena maicera argentina, quienes destacaron que el mayor aporte de humedad que muestra el perfil de los suelos por implantar, "contribuirán para que se cumplan las intenciones de siembra previstas" para este ciclo.

Además, el climatólogo Eduardo Sierra consideró que las lluvias recientes llegan en momentos en que el trigo "comienza a definir rindes", por lo que dijo que las precipitaciones fueron -y serán- "muy oportunas".

Entre tanto, desde las entidades del campo con representación nacional se encargaron de señalar que, aunque la ocurrencia de lluvias optimiza el desarrollo vegetativo de los cultivos, el agua fue insuficiente en regiones muy castigadas por la sequía.

También expresaron preocupación frente a la posibilidad de que el milimetraje caído no alcance para revertir la crítica situación de los suelos castigados por la seca, en muchos de los cuales hasta hubo voladuras.

Respecto del efecto benéfico que se espera aporten las lluvias a los cultivos de maíz, los técnicos sectoriales consideran que no alcanzará para elevar las intenciones de siembra el cereal de esta campaña, que, en principio, caerá más del 25 por ciento -en superficie- respecto de la campaña anterior.

En ese sentido, desde MAIZAR precisaron que, más allá de las bondades que aportará el mayor volumen de agua caída, el sector productivo enfrenta una "fuerte descapitalización, en especial para encarar una de las siembras más costosas del ciclo" y agregaron que "también desconcierta la falta de conocimiento del precio que se considerará en tiempo de cosecha del grano".

En ese escenario, para la entidad "sigue siendo muy difícil apostar al cultivo", indicaron.
En sintonía con opiniones recogidas entre la dirigencia del campo, los empresarios del sector abogaron por el cese intervencionista en el comercio granario local, con eje en el cierre de registros para trigo y maíz.

Los analistas del circuito granario también se pronunciaron en esa línea, al remarcar que mientras los registros estuvieron abiertos en el país, "hubo certeza operativa y nunca faltó mercadería", tras lo cual puso de relieve que la reapertura de las exportaciones "devolvería confianza a los mercados locales y a los compradores externos", concluyeron.

Temas en esta nota

    Cargando...