La senda de la eficiencia

La fisiología del maíz y los efectos de los guachos RR en soja, analizados a fondo en una jornada de Nidera.

03deOctubrede2009a las08:37

La problemática de malezas resistente en los cultivos, la fisiología del maíz y los efectos de maíz guacho RR en cultivo de soja son temas que interesan cada vez más a las empresas y productores agropecuarios. Por eso, estuvieron en el eje de una reciente jornada de capacitación en Buenos Aires, de la que participó, junto a destacados especialistas, el reconocido Dr. Palle Pedersen, de la Universidad de Iowa.

El evento, denominado Taller Tecnológico, fue organizado por Nidera Semillas. En el primer módulo se habló sobre una problemática importante que se está visualizando cada vez más en nuestro país: la presencia de malezas resistentes a glifosato, y sus efectos en el cultivo de soja y trigo. Los ingenieros Juan Carlos Papa, de INTA Oliveros, y Mario Vigna, del INTA Bordenave, disertaron sobre estos temas.

Papa comentó que, debido a la ausencia de labranzas, escasez de rotaciones y elevada dependencia del control químico con predominio del glifosato, se está favoreciendo cada vez más la presencia de diferentes especies con tolerancia o resistencia a glifosato.

La raíz del problema sería su uso rutinario, muchas veces irracional, fuera de un programa de manejo que considere el monitoreo de las malezas, la biología, la confección de registros, así como las rotaciones y el uso de diferentes herbicidas combinados con métodos de control no químicos. Según Papa, a nivel mundial ya se han reportado más de 16 especies con esta resistencia.

Por otra parte, Vigna hizo mención a una de las principales malezas en el cultivo de trigo, el Raigras, que ya ha presentado antecedentes de resistencia a glifosato. Es imprescindible, según mencionó, la identificación y caracterización de dichas poblaciones para ajustar los tratamientos a realizar.

El segundo módulo del taller fue orientado a la fisiología del maíz. Allí, el Dr. Gustavo Maddonni, de la Universidad de Buenos Aires, habló sobre las bases ecofisiológicas del período crítico del control de malezas en el cultivo, fundamentadas básicamente en la habilidad competitiva de las plantas de maíz para la captura de recursos necesarios para su crecimiento.

Maddonni comentó que en etapas tempranas (previas a V3), las plantas de maíz no tienen habilidad competitiva; sin embargo, logran su crecimiento a expensas de sus reservas.

Por el contrario, en la etapa siguiente, la captura de recursos dependerá del desarrollo vegetativo y radical. En esta etapa, ya sea por procesos competitivos o no competitivos, se puede generar variabilidad temprana del crecimiento de las plantas, dando como resultado diferentes tamaños de plantas. Esa variabilidad puede ser parcialmente revertida en la etapa siguiente, con una mejor oferta de recursos edáficos.

A continuación, el Dr. Lucas Borras, de la Universidad de Rosario, expuso su trabajo sobre la relación que hay entre el crecimiento de la planta de maíz alrededor de floración y la variación en la estabilidad de rendimientos frente a cambios ambientales. Según Borras, el número de granos fijados es dependiente de la acumulación de biomasa en la espiga alrededor de floración, y ésta depende del crecimiento de las plantas durante dicho período.

Frente a variaciones en oferta ambiental, las diferencias de estabilidad del rendimiento están explicadas por diferencias genotípicas, tanto de la sensibilidad del crecimiento de las plantas como del patrón de crecimiento de la espiga.

Como invitado especial, el taller contó con la presencia del Dr. Pedersen, de la Universidad de Iowa, quien llegó exclusivamente para disertar sobre la problemática del maíz guacho RR como maleza en el cultivo de soja. Aproximadamente el 90% de la superficie de soja de EE.UU. se realiza con sojas RR y el 40% de la superficie de maíz es sembrada con maíces RR.

Temas en esta nota