El Congreso dio luz verde y las provincias podrán endeudarse durante dos años

Se aprobó a instancias del oficialismo. La oposición reclamó que en vez de habilitar el endeudamiento, la Nación aplique la Ley de coparticipación para auxiliar a gobernadores.

29deOctubrede2009a las10:54

A pedido de más de un gobernador, el Senado sancionó ayer la suspensión para 2009 y 2010 de varios artículos de la Ley de Responsabilidad Fiscal. Así, entre otras cosas, habilitó a las provincias a emitir deuda por hasta un 15% de sus gastos corrientes. A instancias del oficialismo y de algunos senadores opositores, la iniciativa obtuvo 35 votos a favor, contra 17 rechazos del radicalismo y el PJ disidente, que reclamaron la aplicación de la Ley de Coparticipación Federal si lo que desea el Gobierno es auxiliar a las gestiones provinciales. “Este proyecto cierra con la lógica de que los gobernadores tengan que venir a la Casa Rosada a pedir por favor”, acusó el presidente de la UCR, Gerardo Morales.

El proyecto derogó hasta fines de 2010 el artículo que obligaba a las provincias a que la tasa de incremento del gasto público primario –antes del pago de deuda– no supere la tasa de suba del PBI, excluyendo del tope a los fondos que promuevan “la actividad económica, sostener el nivel de empleo y dar cobertura a la emergencia sanitaria y a la asistencia social”. También suspendió el artículo que les imponía a la Nación, las provincias y la Ciudad de Buenos Aires el compromiso de preservar el equilibrio financiero.

Además de permitirles el endeudamiento y avalar que cierren sus ejercicios con déficit, el Congreso desarmó transitoriamente el corset que les impedía a las provincias reasignar recursos destinados a afrontar gastos de capital, como obras de infraestructura e inversiones, para atender gastos corrientes, como sueldos de la planta pública. Este último punto beneficiará sustancialmente a los mandatarios de Tierra del Fuego, Fabiana Ríos; y Mendoza, Celso Jaque –principal impulsor de la iniciativa–, dos de los distritos que sufren a la hora de pagar salarios.

También el resto de las provincias recibirá con alivio la noticia: según un informe de la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública (ASAP) difundido semanas atrás, solamente San Juan cumple absolutamente todos los requisitos que marca la Ley de Responsabilidad Fiscal.

“Tenemos que afrontar la necesidad de este instrumento legislativo para buscar financiamiento hasta fin de año. Ojalá todas las provincias hubieran tenido un modelo ordenado”, expresó el conductor de la bancada oficialista, Miguel Pichetto, al defender la iniciativa. Distinto argumento eligió el titular de la comisión de Presupuesto y Hacienda, el también K Fabián Ríos, quien consideró que la “medida de excepción” surgió obligada por “conflictos exógenos, que no fueron generados dentro de nuestro país”.

La oposición reclamó, en cambio, la aplicación de la ley de Coparticipación Federal. “La mayoría de las provincias no tiene resuelto el problema económico y para resolverlo hay que aplicar la ley de Coparticipación. Este proyecto es otra respuesta más del Gobierno en la línea centralista y unitaria”, disparó Morales. Más temprano, el ex ministro de Economía Roberto Lavagna, impulsor de la ley de Responsabilidad Fiscal, advirtió que un año después de la sanción de esa norma, en 2005, “se había logrado salir del déficit permanente y ahora el riesgo es que empecemos a tomar deuda de manera masiva”.

Sin impuestazo electrónico

Si la decisión del Senado fue una de cal para Tierra del Fuego, la isla también recibió su cuota de arena, porque la oposición en Diputados no facilitó los dos tercios para tratar el régimen de promoción sin haber transcurrido el plazo reglamentario desde la emisión del dictamen. El tema –que ya tiene media sanción– quedó para la próxima sesión.


Por No

Temas en esta nota