La sequía azota al 90% del territorio argentino

La sequía azota al 90% del territorio de Argentina, una situación agravada en algunas provincias por la propagación de incendios forestales, según datos divulgados ayer por fuentes oficiales y la prensa local.

Por
02deNoviembrede2009a las10:46

La situación más grave se registra en las provincias de La Pampa (centro), el sur de Buenos Aires y Córdoba (centro-norte), donde miles de familias afrontan temperaturas que superan los 30 grados y conviven con la falta de agua.   

Algunas ciudades como la turística Villa Carlos Paz (Córdoba), incluso, decidieron racionalizar el consumo de agua potable, lo que complica el normal funcionamiento de estas localidades y afecta a varios sectores productivos, como el agropecuario.   

En la norteña Tucumán, donde los ríos y diques están en un nivel por debajo del 50% de la media, los pobladores aguardan que llueva desde hace siete meses y en San Luis (noroeste) el agua no cae desde febrero pasado.

Incendios
A este escenario se suman los incendios forestales registrados en los últimos días en las provincias de Córdoba, San Luis y Catamarca (noroeste).   

Mientras que en Córdoba los equipos de Defensa Civil buscaban este fin de semana desactivar algunos focos que se mantenían en zonas serranas, el sistema eléctrico de San Luis entró en estado de emergencia por el fuego y los fuertes vientos en varios puntos de la provincia, señalaron portavoces oficiales.   

En Catamarca, más de 500 hectáreas fueron destruidas este fin de semana por focos de incendio, incentivados por fuertes vientos, lo que dificultó las tareas de la Brigada de Lucha contra Incendios. "Alrededor del 90% de Argentina ya está sufriendo, con distinta intensidad, la sequía", manifestó al periódico Clarín el director del Laboratorio Climatológico Sudamericano, Juan Minetti.   

El experto en Biología Evolutiva Raúl Montenegro indicó a tono que se registran "pocas precipitaciones" y "se están demorando las usuales para esta época". "Los bosques nativos son cajas de ahorro porque almacenan agua para las épocas más secas. Pero como en el país se destruyeron casi todos los pastizales nativos y el 75% de los bosques, no tenemos resistencia ambiental", lamentó Montenegro.   

Como contrapartida, el nivel del río Paraná ha crecido notablemente por intensas lluvias en Brasil, lo que ha provocado inundaciones en las zonas ribereñas y ha obligado a las autoridades a evacuar a alrededor de mil personas en la provincia de Chaco (noreste).

Temas en esta nota

    Cargando...