Otro duro cruce entre la UIA y Tomada por el decreto de las ART

Los empresarios rechazan los cambios. El ministro dijo que era un sistema mezquino.

Por
11deNoviembrede2009a las07:38

El ministro de Trabajo, Carlos Tomada, respondió en duros términos a las entidades empresarias que ayer cuestionaron también duramente el decreto presidencial sobre accidentes de trabajo.

"Es cierto que crecieron los juicios, pero es más que nada porque, por donde se lo mire, el sistema es mezquino. Las víctimas cobraban poco y en rentas bajas. No podían hacer juicio. En las comisiones médicas no podían tener asesoramiento de abogado ni de médico. Debían apelar solos y ante la justicia federal. Si morían sus padres no podían cobrar nada. Por eso, estamos convencidos que mejorando la indemnización, disminuirán la cantidad de juicios", señaló muy convencido el ministro.

No obstante, Tomada sostuvo que, a la hora de sacar el decreto y a pedido del sector empresario " se hicieron concesiones" a los empleadores: "las sumas adicionales de pago único se fijaron de acuerdo a la propuesta de la UIA, se agregó el seguro de responsabilidad civil, se ordena arbitrar medidas para bajar costos, se fomentan las Mutuas, se quitó un artículo que autorizaba el aumento inmediato de las alícuotas".

Como anticipó Clarín, el decreto presidencial eliminó el tope de $ 180.000 por el porcentaje de incapacidad laboral que regía desde el año 2000. Por ese tope, en forma creciente, las indemnizaciones se reducían porque, con las subas salariales, cada vez más trabajadores damnificados quedaban alcanzados por ese límite. A la vez se fijó un piso similar a esa cifra que hasta entonces no existía, que garantiza un mínimo a los sueldos inferiores a $ 1.800.

Las entidades empresarias no cuestionaron esas medidas sino que no se avanzara en el tema judicial. El argumento de Tomada es que algunos puntos reclamados por los empresarios no pueden modificarse por decreto "porque sería inconstitucional ya que excede el marco de las facultades delegados por ley al Poder Ejecutivo". Y en otros, como que el trabajador opte entre cobrar las indemnizaciones del sistema o reclame por vía judicial, "tampoco se podría hacer en un proyecto de ley porque va en abierta contradicción con los fallos de la Corte Suprema".

Ayer, la UIA ratificó su posición agregando que el decreto "terminará de destruir a este sector industrial. Los irracionales juicios a que han sido sometidas las pymes, que en muchos casos están en ejecución de sentencia, las ponen en absoluta imposibilidad de enfrentar el pago de los mismas. Este cáncer de la industria del juicio ya lo hemos padecido".

Pero con la firma de Osvaldo Cornide, CAME replicó "al Grupo de los 7" señalando que el decreto "significa una fuerte señal en el sentido de dar solución a algunos de los temas conflictivos de la Ley de Riesgos de Trabajo". Y destaca que haya instrucciones para "reducir los costos del sistema" y que no haya un tratamiento diferenciado en el régimen de alícuotas en perjuicio de las pymes.

Por: Ismael Bermúdez.

Temas en esta nota

    Cargando...