La dirigencia del campo esquiva el paro y refuerza la convocatoria a Palermo

Las bases productivas reclaman un cese de comercialización. Pero la dirigencia apuesta a comenzar a marcar, el 10 de diciembre, la agenda parlamentaria del próximo año

17deNoviembrede2009a las07:06

En uno de los momentos más tensos desde que accionan en conjunto, la mesa de enlace agropecuaria nacional intentará entre mañana y el jueves bajar los decibeles a recientes reproches y focalizar su fuerza en los preparativos para la movilización a Buenos Aires con un acto confirmado para el 10 de diciembre en el Rosedal de Palermo, en respaldo a los 14 dirigentes sectoriales que asumirán ese día como diputados nacionales.

Ayer los dirigentes volvieron a minimizar los roces entre los líderes agropecuarios –luego del cruce entre el presidente de CRA, Mario Llambías, y su par de Federación Agraria, Eduardo Buzzi, por la reunión que el rosarino mantuvo con el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, y de la que salieron subsidios para productores afectados por la sequía– y a reafirmar la unidad de las cuatro gremiales del campo.

En el inicio de una recorrida por el sur bonaerense y el norte de Río Negro, afectado por la sequía desde hace cinco años, el presidente de Sociedad Rural (SRA), Hugo Biolcati, enfatizó que “la unidad de la mesa de enlace está asegurada, a pesar de los múltiples intentos del Gobierno por dividirla”. Llambías coincidió, y volvió a criticar a Agricultura por los subsidios anunciados a FAA de $ 5 millones para pequeños productores del sur bonaerense. “Está claro que su objetivo es ofrecer soluciones mínimas y de corto plazo, cultivando la política de la dádiva. Pero se necesitan medidas integrales para todos en lugar de subsidios puntuales”, remarcó.

Los dirigentes terminarán hoy su recorrido por la zona que adquirió características desérticas y mañana encabezarán los respectivos consejos de sus entidades, desde donde surgirán las posturas a llevar el jueves para su encuentro con Buzzi y el presidente de Coninagro, Carlos Garetto.

En esa reunión, la mesa deberá decidir si hace caso omiso a los pedidos de las bases para encarar un nuevo paro de comercialización en demanda de cambios en la política agropecuaria nacional. Con ese mandato llegarán a la reunión del jueves, que podría adelantarse para mañana, Buzzi y Garetto. Ambos dirigentes, que representan a los productores más chicos, estuvieron juntos el viernes en la localidad bonaerense de Stroeder, donde una asamblea de 3000 productores le encomendó el llamado a una nueva huelga a nivel nacional y hasta se advirtió que pueden volver los cortes de ruta en el interior.

Pero las chances de que se concrete el nuevo cese comercial aparecen como escasas. Del otro lado, los referentes de los productores más grandes, CRA y Sociedad Rural, apuestan a reforzar el acto del 10 de diciembre en el Rosedal: quieren convertirlo en un nuevo hito de la historia reciente del sector, similar a lo que fueron los de Rosario y Palermo en medio de la batalla de las retenciones móviles. Como se realizará para celebrar el inicio del mandato de los primeros gremialistas del campo que acceden a una banca en el Congreso, desde las entidades creen que el acto será fundamental para comenzar a marcar la agenda parlamentaria desde marzo próximo, cuando el kirchnerismo ya no cuente con mayoría, y sumar adherentes a los proyectos propios del campo en materia de ganadería, lechería, economías regionales, retenciones y recorte de facultades a la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca), entre otros.

Si bien se estima que en el acto hablarán los presidentes de las cuatro entidades, y tal vez alguno de los diputados recién asumidos, todavía falta definir si extenderán la invitación de participar a cámaras empresarias y sindicatos no afines a los K, en el marco de la estrategia rural que apunta a la convergencia con otros sectores económicos. Los conta

Temas en esta nota