El Gobierno autorizó un aumento del 20% para vuelos de cabotaje

Ya se acumula un incremento de más del 100% en la era kirchnerista.

Por
18deNoviembrede2009a las07:30

Las líneas aéreas de cabotaje, encabezadas por Aerolíneas Argentinas y Austral, disponen desde hoy la posibilidad de incrementar otro 20% su tarifa, en coincidencia con el lanzamiento de la temporada alta. De esa forma, los precios para volar dentro del país acumulan un ajuste superior a 100% desde la llegada del matrimonio Kirchner a la Casa Rosada.

Durante su presidencia, Néstor Kirchner aumentó una sola vez las tarifas de cabotaje. Fue a mediados de 2006, al regreso de un viaje a España donde encabezó una dura negociación sobre el futuro de Aerolíneas con sus entonces dueños, los españoles Gerardo Díaz Ferrán y Gonzalo Pascual, propietarios del grupo Marsans.

Kirchner tenía redactado el decreto de aumento del 20% desde diciembre del año anterior, pero demoraba su publicación en el Boletín Oficial. Lo concretó al regresar de España. Al poco tiempo se alejaba de Aerolíneas su director desde fines de 2001, Antonio Mata.

Ya con Cristina Fernández a cargo de la presidencia, la Secretaría de Transportes dispuso dos incrementos tarifarios sucesivos del 18%, en abril y mayo del año pasado. Todavía Marsans administraba Aerolíneas y Austral, pero apenas dos meses después las dos líneas aéreas pasarían a manos del Estado. Hasta ese momento, arrojaban un acumulado de 67% desde agosto de 2006.

El ajuste dispuesto ayer a través de la Resolución 277 dispone un incremento de 20% para las tarifas a destinos superiores a 800 kilómetros, lo cual involucra más de 90% de los vuelos de cabotaje. De esa forma, el acumulado desde 2006 arroja 100,5%.

Aerolíneas y Austral tienen 63% del mercado de cabotaje, seguidas por LAN Argentina, con 35%. La participación restante (2%) se reparte entre Andes y Sol.

La Secretaría de Transportes que encabeza Juan Pablo Schiavi decidió mantener el subsidio a las rutas patagónicas, a pesar del pedido en sentido contrario de las compañías aéreas. Un ejemplo: volar a Córdoba (800 kilómetros) ahora tiene un tope de 398 pesos y el vuelo a Ushuaia (3.000 kilómetros) no sube de $602. Las tarifas aéreas locales están reguladas, con un piso y un techo que dispone la Secretaría de Transportes. Para los extranjeros, el Gobierno autoriza (de hecho) el cobro de tarifas dolarizadas.

En el caso de Aerolíneas, la recomposición tarifaria no es tan crucial como la necesidad que tiene la empresa de ocupar más y mejor sus aviones.

Aerolíneas tiene previsto pérdidas operativas durante 2009 por 2.000 millones de pesos (-$1.700 millones acumulados hasta octubre), generados sobre todo a partir de la caída de su facturación. Voceros de Aerolíneas aseguraron ayer que la facturación de noviembre "está 25% por arriba del mismo mes del año pasado".

En LAN Argentina festejaron el incremento. "Es un buen paliativo. Entre la crisis financiera y la gripe A, las líneas aéreas tuvimos el peor año del último medio siglo", dijeron.

Por: Luis Ceriotto.

Temas en esta nota