La cantidad de votantes define quién gana la elección en la Bolsa

El escrutinio se cierra a las 16 y a las 18 se anunciará el nuevo presidente. ¿Qué dicen los sondeos previos que hace cada grupo? ¿Cómo votará cada sector?.

26deNoviembrede2009a las15:53

Anoche ninguno de los dos grupos se sentía ganador, lo que muestra lo ajustado que creen tanto en las filas de Alberto Padoan como en las de Cristián Amuchástegui que será el resultado de hoy cuando de las elecciones surja el nuevo presidente de la Bolsa de Comercio. Pero todo puede pasar y el resultado es impronosticable, ya que son los socios quienes en el cuarto oscuro votan por convicciones y sin presiones.

Las filas de Padoan se sienten cómodos vencedores en el “piso” de la Bolsa (que engloba a quienes están vinculados a la operatoria diaria del comercio de grano, tanto en el recinto como en las oficinas), que aporta entre 300 y 450 votos de los casi 900 habilitados.

Padoan, que arrancó primero la carrera al presentar en agosto su candidatura, se hizo fuerte allí (donde está el grueso de los votos y es el corazón de la entidad) canalizando el reclamo de mayor participación en la conducción institucional de muchos nuevos corredores, un sector que tras la fiebre de la soja post-2002 sumó nuevos jugadores.

También canalizó un reclamo generacional por más espacios participativos en la conducción de la Bolsa para verter inquietudes y propuestas. Además, su estilo bien ejecutivo capitalizó algunas críticas a la conducción de la Bolsa por falta de rápida reacción ante las crecientes distorsiones que afectan el libre comercio en el negocio granario.

Pero el grupo de Amuchástegui confía en haber reducido esa diferencia en contra, que al inicio de la campaña era muy marcada, a fuerza de propuestas que, según dicen, dan una respuesta concreta a las inquietudes del piso. Un argumento fuerte sobre que la renovación la hacen y no la predican es el que dio Amuchástegui al anunciar que siete de los diez candidatos de su lista tienen menos de 50 años y el promedio de edad es de 39 años.

Sus sondeos arrojan que fueron bien recibidas las propuestas concretas como, por ejemplo, la creación de la comisión de “Noveles Dirigentes” y el cambio de estatuto que haga obligatoria una mayor rotación en la conducción de los empresarios que están al frente de la entidad evitando que las mismas personas puedan entronizarse.

Por el contrario, Amuchástegui siente que logró gran adhesión entre los socios de la entidad que no están en la operatoria diaria, por ejemplo vitalicios, empresarios vinculados al sector (alimenticias, semilleras), y los altos mandos de las cerealeras. Allí, Padoan reconoce que quedó atrás, pero calcula que también pudo rascar más de lo previsto en el establishment local.

Hay coincidencia de que los votos que vienen de Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires tendrán a Padoan como claro ganador claro, y por eso uno de los ejes de la campaña de Amuchástegui fue el de defender “la territorialidad” de la Bolsa. Y por el lado del Mercado de Valores, las filas de Amuchástegui, sus sondeos arrojan que lograrían más de 100 votos de los cerca de 120 que aportan.

Las dos claves

Hay dos claves que definirán el resultado de las elecciones. Por un lado, si Padoan logra una muy amplia ventaja a favor “en el piso” le va a ser muy difícil a Amuchástegui darla vuelta de la mano de los votos que logre entre el resto de los asociados.

Y la otra es la cantidad de votantes que asistan. En las propias filas de Padoan estimaban anoche que si se presentan hasta 700 votantes ganan, y reconocían que cuanta más gente se presente a votar más se diluyen sus posibilidades de triunfo. La historia les juega a favor: en la elección que ganó Federico Boglione se orilló los 600 votos

El tema es que mientras es más probable que los votantes “del piso” concurrirán en masa a las urnas (están siempre en la Bolsa), es una i

Temas en esta nota

    Cargando...