Vienen subas en los lácteos, harinas y frutas

Es porque aumentan los precios que reciben los productores.

Por
17deDiciembrede2009a las10:29

Guillermo Moreno muestra una nueva cara: luego de pisar durante tres años los precios que recibían los productores de carne, leche y trigo -y así provocar millonarias transferencias hacia industrias y comercios-, ahora se preocupa por mejorar los ingresos del primer eslabón de la cadena. En ese giro, incluso podría autorizar un fuerte aumento de los lácteos a comienzos de 2010, que algunos estiman en 7% para la leche fluida y de hasta 14% en los productos de mayor elaboración.

La novedosa preocupación de Moreno por mejorar los ingresos de los chacareros se hizo evidente en varios hechos. En trigo, sin mucha suerte todavía, motorizó acuerdos para que molinos y exportadores paguen el "precio lleno". En carne, donde el ganado ya subió casi 30%, se hace el distraído con Liniers y apunta sus cañones contra frigoríficos y carnicerías. Hasta en el sector frutícola intervino en busca de justicia para el productor: ayer firmó un acuerdo con las empacadoras de Río Negro, para que aseguren un piso de 0,22 dólares por kilo de pera y manzana.

Pero el ejemplo más claro de este cambio es el sector lechero, que viene de sufrir una fuerte sangría de tambos justamente porque Moreno ordenó en 2006 planchar los precios de la materia prima. Como en el caso de la carne, por esta decisión la participación de los productores en el precio final de los lácteos cayó del 30 al 20%.

El martes, Moreno se reunió con la industria láctea, tanto grande como pequeña. Y la instruyó para que presentara un proyecto común que asegurase, en primer término, que los tamberos pasaran a cobrar no menos de 1,10 pesos por litro a partir de enero. Sería fuerte la suba en comparación con los 75/80 centavos que cobraron a lo largo de la mayor parte del año. Recién a partir de noviembre, y porque cayó fuerte la oferta interna de leche, esos valores empezaron a tonificarse. Este mes promediarán unos 95 centavos.

Para las usinas lácteas se trata de un desafío importante, ya que además el Estado anunció que dejará en enero de pagar los subsidios de 20 centavos por litro a los tamberos más chicos, con lo que todo el peso de los aumentos recaerá sobre su espalda. A su favor juega la fuerte recuperación de los precios internacionales de la leche en polvo, que ya rondan los 3.200 dólares por tonelada. Moreno deslizó que podría entorpecer las exportaciones si esa mejora no derrama sobre el primer eslabón. "Esperamos que presenten una buena propuesta la semana próxima", deslizó un funcionario.

La necesidad de recuperar la lechería, y no la generosidad, actúan como resorte de este cambio en el titular de Comercio, que hasta se mostró predispuesto a permitir subas en los precios al consumidor. Este mes ya habilitó que los lácteos de consumo masivo aumenten 2% y los premiun lo hagan 4%. Para el primer trimestre de 2010, podría ser más generoso, habilitando nuevas alzas de 7 y 14%, respectivamente. Es lo que requeriría de mínima la industria para poder cumplir con los tamberos.

Por: Matías Longoni.

Temas en esta nota