A los empresarios les fue bien este año

Cristina Kirchner afirmó que lo peor de la crisis ya pasó y pidió avanzar en la unidad del sector productivo con los trabajadores.

24deDiciembrede2009a las07:59

Antes de terminar el año, la presidenta Cristina Kirchner envió un nuevo mensaje a los empresarios. Después de haberlos recibido anteanoche en la quinta de Olivos, ayer les dijo que debían estar "unidos" y, de paso, les recordó que durante este año de crisis internacional habían tenido mayores ganancias que en 2008.

"Si le pregunta a la mayoría de los empresarios cómo les fue respecto del año pasado, le van a decir que mejor", sostuvo la jefa del Estado en una entrevista radial que dio ayer, un día después de la cena que compartió con los principales hombres de negocios del país.

Con un marcado optimismo, Cristina Kirchner dijo que "lo peor de la crisis ya pasó" y reclamó unidad tanto al empresariado como a los trabajadores. "Ayer se vio un empresariado unido, pero fundamentalmente se vio gente con ganas de hacer las cosas", amplió la jefa del Estado sobre el encuentro, del que participaron unos 60 ejecutivos de las principales firmas del país, además del ex presidente Néstor Kirchner.

Cristina rompió ayer su negativa a dar entrevistas y concedió un diálogo telefónico, al mediodía, con Radio 10, en el programa que conduce Oscar González Oro. Allí, la Presidenta aprovechó para reivindicar los debates y planteó: "En la democracia hay ruido y discusiones". Sus palabras se dieron en momentos en que el Gobierno se enfrentó con los Estados Unidos después de las declaraciones del enviado de Barack Obama para la región, Arturo Valenzuela, que alertó sobre una falta de seguridad jurídica en el país después de su visita a la Argentina.

Cortocircuitos
"Cuando hay ruido y cortocircuitos es porque hay gente viva. Si hay silencio es porque hay muertos", agregó la jefa del Estado. "La discusión no viene mal en tanto y en cuanto se dé por canales civilizados y no se personalice", amplió.

"Yo los convoqué a trabajar a todos juntos, no soy una presidenta que quiera dividir a los empresarios, necesito a los empresarios unidos y a los trabajadores también, porque son las dos puntas", consideró Cristina, más tarde, en el partido de La Matanza, en un contacto con los medios después de participar de un acto en el distrito junto a Kirchner.

"En cualquier sociedad pujante y desarrollada hay fuertes entidades empresariales y fuertes sindicatos, que son los que hacen crecer todos juntos a un país", apuntó, en otro fuerte gesto de respaldo al secretario de la CGT, Hugo Moyano, aliado del matrimonio presidencial.

"Si hay trabajadores bien remunerados, bien calificados, bien educados, se va a poder producir servicios y bienes que tengan mucha competitividad en el exterior", exigió, en un nuevo pedido de compromiso al empresariado local.

En una suerte de balance anual, la jefa del Estado reivindicó las inversiones que en los últimos días anunciaron algunas de las más destacadas firmas del país y anunció que el superávit comercial será un 33% más alto que el del año pasado. "En enero, estábamos con un 22% de capacidad instalada, con obreros licenciados, con posibles pérdidas de trabajo, y terminamos el año solamente con un 7% menos de autos vendidos. El pronóstico era que la actividad iba a caer un 50%", comparó la Presidenta.

Reto a los medios
Cristina Kirchner destacó una y otra vez que no había convocado a los empresarios a Olivos para generar una disputa interna. "Tenemos todos la visión común de que lo peor de la crisis que vino de afuera ya pasó y que vamos a tener un 2010 muy bueno", se esperanzó. Pero el Gobierno evitó convocar a la cena en la residencia presidencial a las cámaras empresarias, que habían mostrado sus críticas a la Casa Rosada, y eligió concentrarse en los ejecutivos de las principales compañías del país, que respondieron con una asist

Temas en esta nota