COPA AMÉRICA-CHISPAS

 

El martes, la goleada de Argentina a Paraguay sirvió como muestra de la escalada y como anticipo de lo que viene.

 

Los chilenos que habían llegado a Concepción abuchearon a los jugadores en el anuncio de la formación y silbaron el himno.

 

Mientras la goleada crecía, la hinchada albiceleste se mostraba desafiante (o soberbia, según el caso): “Y Chile tiene miedo, y Chile tiene miedo...”

 

Los locales tomaron el guante y pasaron del “borombombom, borombombom, el que no salta es argentino y maricón” a “argentinos maricones les quitaron las Malvinas por huevones”.