Buenas perspectivas por el aumento de la cantidad de terneros en los rodeos

La cantidad de terneros que se encuentra al pie de la madre, en la región pampeana, resulta “sensiblemente mayor a la que estaba a fines del 2008, cuando la parición fue un desastre“, afirmó el especialista en el mercado de carnes, Ignacio Iriarte.

Por
28deDiciembrede2010a las10:34

El especialista señaló que “los planes de vacunación están encontrando más terneros, en parte porque el último servicio fue mejor, porque se ha retenido mucha ternera, y porque el productor después de la seca grande dio servicio de invierno a las vacas vacías, para no perder un año entero”.

Esas vacas parieron en otoño de este año, lo que dio lugar a terneros pesados que se venden ahora, por lo que Iriarte consideró que “la seca ha dejado un gran desorden en los rodeos, con muchos campos que han quedado con doble servicio y muchos criadores chicos que prácticamente han vuelto al servicio continuo”.

La mayoría de los criadores ha retenido este año terneras y vaquillonas, pero la seca avanza y el trauma que dejó la sequía del 2008-2009 es tan fuerte que muchos productores piensan en aliviar los campos y vender en las próximas semanas, si la lluvia no aparece. Hay todavía mucho pasto, pero la falta de lluvias, los fuertes vientos y los calores de noviembre y diciembre lo han secado.

“El estado de la vaca es todavía bueno, pero los campos se han secado mucho y hay muchos vientres que parieron en noviembre y diciembre: si la seca avanza, va a ser complicado preñar esta vaca que quedó a la cola”, explicó el analista.

Los fuertes calores también conspiran contra la ocurrencia de celos fértiles, a tal punto que la mayoría de los rodeos de cría están atrasados en su calendario de servicios y pariciones entre un mes y un mes y medio.

El efecto “envejecimiento” del rodeo de madres esta vez no se dio o se dio mínimamente, porque se vendió en los últimos dos años mucha vaca vieja y porque hubo mucha mortandad en esa categoría.
Muchos criadores en los últimos dos años, pero especialmente en 2009, se vieron obligados a vender la reposición de animales.

La mayoría de los campos de criadores de Buenos Aires tienen hoy entre un 15% y un 25% menos de vacas de cría.
“Los productores más grandes están reteniendo vigorosamente y en dos a tres años recuperarán las pariciones normales, mientras que los productores chicos en general han quedado muy descapitalizados y les llevará más tiempo recuperarse”, expresó Iriarte.

La oferta de carne por habitante era a principios del siglo XX del orden de los 120 kilos y por año; las exportaciones se ubicaban entre las 500 mil y las 850 mil toneladas y el consumo oscilaba entre los 80 y los 95 kilos por habitante, por año, recordó el especialista.

Temas en esta nota

    Cargando...