Se agrava la crisis en Jujuy y ahora también cortan las rutas

Hay piquetes en al menos cinco puntos diferentes. Se suman a las tomas de terrenos realizadas en una decena de localidades de la provincia. El aeropuerto local estuvo a punto de cerrar por la ocupación de terrenos cercanos a la pista.

04deAgostode2011a las07:57

La Ruta Nacional 34 es la más transitada del norte argentino. Conecta las capitales de Salta y Jujuy, además de atravesar toda la región de las Yungas. Desde ayer, los que se animaron a transitarla tuvieron que soportar una posta de cortes a lo largo de todo su trayecto. Al menos, en cinco pueblos pegados a esta ruta se generaron piquetes. A media tarde, las colas de autos y camiones se extendían por varios kilómetros, en un clima de mucha tensión por las fuertes discusiones – con insultos y golpes- entre manifestantes y automovilistas.

Los cortes son una escalada en los fuertes reclamos sociales en esta provincia. El 21 de julio hubo una ocupación de un predio de la empresa Ledesma, en Libertador San Martín, por parte de gente que reclamaba viviendas. Una semana después intentaron desalojarlos, en un operativo que dejó cuatro muertos . Ahora las tomas ya llegan a una decena en toda la provincia. Ayer hubo un caso insólito: ocuparon un terreno junto al aeropuerto de Jujuy y José Luis Subirat, encargado de la base aérea, admitió ante Clarín que, ante esa situación, “pedimos a la Provincia garantías para no cerrar el aeropuerto”: temían que los intrusos se instalaran junto a las pistas .

En ese contexto comenzaron ayer los piquetes en las rutas. Los más importantes fueron en San Pedro, la segunda ciudad más importante de la provincia, Caimancito, Chalicán y Fraile Pintado . También hubo enormes complicaciones en sobre la Ruta 66, en la entrada de Perico; y en varios pueblos periféricos a San Salvador .

La invasión de las rutas no sólo responde a gente que pide terrenos para poder construir sus casas, sino que también se sumaron trabajadores que reclaman mejores condiciones laborales . En San Pedro, por ejemplo, hubo dos cortes a no más de cinco kilómetros de distancia. “Los que están más cerca de Palpalá están pidiendo tierras. Nosotros, en cambio, queremos que el ingenio La Esperanza reconozca a varios compañeros que están trabajando en negro y no reciben beneficios sociales”, explicó Gastón Gascón, mientras termina de empujar con el pie una cubierta prendida fuego hasta el medio de la ruta.

Como nunca antes, el efecto cascada de las ocupaciones se expandió a toda la Provincia . La situación se desmadró: en la mayoría de los pueblos de las Yungas hay tomas. Inclusive, hubo ocupaciones en varias localidades del camino de la Quebrada , como en la zona que va desde Volcán hasta Tumbaya. Por la noche, también habría habido varias manifestaciones en Humahuaca.

En Libertador General San Martín, donde empezaron las tomas, la Municipalidad comenzó a relevar a los ocupantes para “ver en qué situación está realmente cada familia y empezar a depurar a los que no les corresponde recibir los terrenos ”, señaló el Intendente Jorge Ale. Ayer, el funcionario se reunió con el líder la CCC, “Kike” Mosquera, para decidir los requisitos que deberán cumplir los pobladores para recibir los lotes. El lunes, la Cámara de Diputados jujeña aprobó una ley para expropiar 40 hectáreas de Ledesma. Y si bien aún no se sabe dónde están ubicados esos predios, desde la Comuna aseguraron: “no esperaremos ni un minuto. Los terrenos a repartir deben ser los más próximos al pueblo , para que podamos conectar los servicios como luz, agua, cloacas y gas”.

A Ledesma todavía le cuesta digerir la, según ellos, “injusticia” de una ley de expropiación. La compañía azucarera, con casi 150.000 hectáreas en todo el departamento de Ledesma, asegura haber ya entregado decenas de manzanas para llevar a cabo planes de vivienda, escuelas, clubes y hasta para construir un cem

Temas en esta nota