Se confirman las bajas

En el sector lechero hay informes que se producen mes a mes y sirven en situaciones de incertidumbre para aclarar el panorama, poniendo los números sobre la mesa y abstrayéndose de las sensaciones.

Por
19deAgostode2011a las15:34

 

 La Cámara de Productores de Leche de la Cuenca Oeste de Buenos Aires (Caprolecoba) realiza todos los meses un panorama de mercado en el que se muestran las cifras reales de sus socios. En tiempos en que las declamaciones suelen exagerar defectos y virtudes es bueno echar una mirada a los números reales de la lechería y evaluar el futuro desde datos concretos.

 Precio al productor. Durante julio se confirmó la baja tan anunciada a los productores; el descenso del precio de la leche en tranquera se dio en todos los sectores y por parte de todas las industrias, pero lo cierto es que lo sufrieron más aquellos que entregan a pequeñas industrias y aquellos tambos que manejan grandes volúmenes, que su momento cuando la materia prima escaseaba lograron hacer la diferencia.


 En promedio, los precios recibidos por los productores variaron durante el mes que pasó entré 1,40 peso (pagado por una Pyme quesera a un tambo de 1.200 litros días) a 1,54 peso (pagado por una gran cooperativa a tambos de 7.000 litros por día). Si bien la diferencia sigue siendo sustancial, el descenso en los precios para los diferentes niveles de producción se ha reducido, ya que el promedio de baja para un tambo pequeño (de 1.200 litros diarios) fue de 0,66 por ciento, mientras que para un tambo grande (de 7.000 litros) la baja promedió 1,05 por ciento. Los tambos medianos (de 3.500 litros) fueron los menos perjudicados con un promedio de baja de un 0,54 por ciento.

Mientras esto sucede, la producción sigue creciendo aunque con un ritmo menor en el comparativo interanual. Durante la primera quincena de este mes el ingreso de leche en fábrica fue un dos por ciento mayor que en julio y 10 por ciento más en el comparativo interanual. Pero tengamos en cuenta que en el primer semestre la diferencia entre este 2011 y el año anterior arrojó un crecimiento interanual de casi 16 por ciento.

En los últimos días, se pudo observar que ciertas industrias que producen de leche en polvo han comenzado a captar leche de empresas pequeñas. Esto se había dejado de realizar en junio y julio, lo que provocaría una mayor estabilidad en los precios para los próximos meses. Esta demanda traería calma a un mercado que en los últimos tiempos se vio un poco convulsionado. La nube que se observa en el horizonte es cómo va a actuar la demanda, no sólo por los problemas económicos que puedan traer estas distorsiones de los mercados, sino también por una mayor producción de leche en el mundo.

El último dato destacable del informe de Caprolecoba es la creación de una comisión mixta entre industria y producción. Tendrá como objetivo tratar de reunir la mayor y mejor información posible sobre la probable proyección de la producción, la capacidad efectiva de secado de leche y todos los elementos que permitan definir la magnitud real de la sobreoferta de leche estacional, para canalizarla de la mejor manera y evitar o minimizar los daños que podría provocar al negocio.

Una buena noticia que marca el camino para solucionar las diferencias.

Damián Morais.

Temas en esta nota