Los granos ya acumulan una baja de 10% en el mes

En Chicago, la soja quedó ayer en 471,43 dólares por tonelada, cuando a principios de septiembre se ubicaba en 523 dólares.

Por
24deSeptiembrede2011a las08:33

Los precios locales de los granos no pudieron escapar ayer a la reiteración de otro escenario de caídas en los mercados internacionales.

En Rosario, las oleaginosas volvieron a negociarse en baja, con los compradores locales de soja ofreciendo 25 pesos menos que el jueves.

Para el maíz de la próxima campaña, no se conocieron operaciones dado que la exportación ofrecía pagar siete dólares menos que el jueves y luego, ante las mayores bajas externas, se retiró del mercado.

En Chicago el movimiento de los precios fue dispar, con subas para el trigo, pero caídas para la soja y el maíz. La acción vendedora de los fondos, la caída en el precio del petróleo y la proximidad de la época de cosecha presionaron a ambos productos, en tanto que los temores por la evolución del clima dieron sustento a los futuros de trigo. La consultora Informa Economics actualizó sus estimaciones de cosecha en Estados Unidos: elevó las de soja pero redujo las de trigo y de maíz.

Las posiciones cercanas en el mercado de futuros de Chicago quedaron ayer en 471,43 dólares por toneladas para la soja, 232,87 dólares para el trigo y 255,90 dólares para el maíz.

Estos valores marcan retrocesos de 10 por ciento para la soja respecto de los de principios de septiembre. En el caso del trigo, la merma es de 11,4 por ciento, en tanto que los precios del maíz marcan una caída del 10,8 por ciento.

Los papeles líderes registraron hoy un mínimo rebote de 0,07 por ciento, un día después del desplome del índice MERVAL, que cayó 9,73 por ciento en la semana, mientras los bonos volvieron a operar en baja y el Riesgo País se mantuvo cerca de los 1.000 puntos básicos.

Leve rebote en acciones. La búsqueda de oportunidades y la recompra de acciones, tras el derrumbe del miércoles y jueves, permitió una tibia mejora del 0,07 por ciento en el lote de las empresas líderes de la Bolsa de Buenos Aires.

Aunque la incertidumbre en los mercados del mundo se mantuvo, los analistas coincidieron en señalar que la mejora obedeció particularmente a que los operadores que se mueven en el cortísimo plazo aprovecharon el rebote que habilitó el derrumbe de las últimas ruedas. El panel general de la Bolsa marcó un retroceso del 0,38 por ciento.

La semana dejó un saldo negativo del 9,73 por ciento en el índice Merval, en línea con la fuerte debacle que registraron los mercados del mundo frente a una posible vuelta de la recesión global.

Temas en esta nota