Se desaceleran la producción y las ventas de autos en Brasil

El mes pasado cayeron un 20% y un 6,2%, respectivamente, respecto de un año atrás.

07deOctubrede2011a las08:04

Las señales de alerta aumentan en la economía de Brasil y el indicador más evidente hasta ahora de la desaceleración, la producción de vehículos, bajó casi un 20 por ciento el mes pasado, según datos divulgados ayer por la Asociación Nacional de Fabricantes de Vehículos Automotores (Anfavea), que confirmó, además, un declive en las ventas.

De acuerdo con Anfavea, en septiembre se produjeron 261.184 unidades, lo que representa una caída del 19,7% frente al mes anterior y una reducción del 6,2% en comparación con el mismo período del año pasado. En tanto, las ventas de nuevos vehículos se redujeron en septiembre un 4,79%, según información que ya había revelado a principios de la semana la Federación Nacional de Distribución de Vehículos (Fenabrave).

La caída de la actividad en este sector clave de la economía acompaña el enfriamiento generalizado de la producción industrial brasileña, que en junio se retrajo un 1,2%; en julio creció apenas un 0,3% y en agosto se volvió a contraer un 0,2%, según cifras del Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE). Sin embargo, en el sector automotor buscaron ayer ahuyentar los temores y señalaron que la reducción en la producción de vehículos era esperada.

"No hubo absolutamente ninguna sorpresa. Tradicionalmente, en el mes de septiembre se produce siempre menos, con una baja promedio del 10 por ciento; hay varios feriados, lo que significa menos días de trabajo. Además, tuvimos la negociación de convenios colectivos en las montadoras de los estados de San Pablo y Paraná, con la paralización de algunas empresas. Y, encima, en agosto, habíamos tenido una producción mensual récord", dijo a La Nacion Luiz Moan, vicepresidente de Anfavea, que resaltó que en lo acumulado del año, la producción viene creciendo el 3,3% en comparación con el mismo período de 2010.

Es más: confió en que se cerrará este año con 3.420.000 vehículos producidos, un volumen superior en el 1,1% al récord histórico de 2010, cuando se produjeron 3.370.000 automotores. "Mantenemos nuestras proyecciones anuales, tanto de mercado interno como de producción. Vamos a tener que hacer alguna revisión de las proyecciones de comercio exterior debido a la crisis internacional y a la gran volatilidad del tipo de cambio", reconoció.

Moan sostuvo que iniciativas del gobierno brasileño -como el aumento el mes pasado del impuesto a los autos importados que no provengan del Mercosur o México o que tengan menos de dos tercios de sus partes fabricadas a nivel local-, estimulan a las fábricas de automóviles instaladas en Brasil, como General Motors, Ford, Fiat, Mercedes-Benz, Volkswagen, Scania, Toyota y Honda.

Ayer, por otro lado, Nissan anunció que construirá su primera fábrica propia en Brasil, en el estado de Río de Janeiro, donde invertirá más de US$ 1500 millones. Actualmente, ensambla sus modelos en una planta de su socio Renault. En Río, Nissan espera fabricar 200.000 vehículos por año para atender al mercado regional que estaba en plena expansión hasta la crisis de la deuda que afectó este año a la Unión Europea y a Estados Unidos.

"Nuestros acuerdos con la Argentina se cumplirán. Estamos confiados en que el paquete de asistencia impositiva del gobierno hasta puede ser más provechoso para todo el Mercosur porque estimula a las terminales brasileñas a comprar autopartes en la región. Creo que con la buena voluntad de ambos lados podemos superar los inconvenientes que surjan por la crisis", estimó Moan.
El real se recuperó 2,51% frente al dólar

RIO DE JANEIRO (De nuestro corresponsal).- Después de varias semanas de una preocupante devaluación frente al dólar, el real brasileño experimentó ayer una fuerte suba del 2,51% y la divisa estadounidense cerró a 1,786 u

Temas en esta nota