En Uruguay piden a Mujica que sea más firme con la Argentina

Industriales y exportadores quieren que reclame por las trabas al comercio aplicadas aquí.

29deNoviembrede2011a las08:09

La Cámara de Industrias del Uruguay (CIU) y la Unión de Exportadores (UEU) coincidieron en reclamar al gobierno de José Mujica que sea más firme en el reclamo de cumplimiento de acuerdos del Mercosur para libre comercio en la región. Preocupados por el rebrote de proteccionismo regional y por los obstáculos a las exportaciones dirigidas a la Argentina y Brasil, las dos cámaras expresaron por separado ese reclamo.

Los industriales tuvieron la Semana de la Industria, mientras que los responsables de ventas al exterior conmemoraron el Día del Exportador, y, en cada acto, expusieron sobre problemas que encuentran para concretar negocios en la región.

"Está claro que Uruguay no puede cambiar de escenario. Entonces hagamos comprender a nuestros vecinos y socios que no pedimos nada. Sólo exigimos lo que nos corresponde por derecho", dijo el presidente de la Cámara de Industrias, Washington Burghi, durante su discurso del acto de los empresarios de manufacturas. Burghi reclamó al gobierno que se disponga de una acción "inteligente", "firme" y "rápida" para presionar a los países limítrofes a que levanten las barreras impuestas al comercio. El empresario se quejó del "funcionamiento del Mercosur" y dijo que es necesario que Uruguay "haga valer sus derechos".

El presidente de la Unión de Exportadores del Uruguay, Alejandro Bzurovsky, utilizó un tono conciliador en su discurso central del Día del Exportador, pero el contenido de sus palabras fue duro. "Una vez más, asistimos como espectadores a decisiones de política económica en la región sin coordinación, ni previo anuncio", dijo Bzurovsky, que agregó: "Así no es como se desarrolla un bloque económico".

El gobierno de Mujica ha optado por manejarse con cautela ante la Argentina y Brasil, reconociendo en la interna que hay dificultades en la relación, pero cuidándose en extremo de que no haya declaraciones públicas que agreguen asperezas al diálogo. El propio Mujica aclaró una semana atrás que su prudencia ante el gobierno de Cristina Kirchner es porque considera que si se levanta la voz y se refuerza la presión, el resultado puede ser peor, y las consecuencias, más negativas. Entonces, busca esmerarse en un discurso conciliador, lo que a su entender no significa que no haya planteos, pero sí que se hagan en diálogos directos y no a través de la prensa, y en tono armonioso.

Los directivos de cámaras y directores de compañías sostienen que esa estrategia es comprensible pero no está dando buenos resultados por falta de receptividad de los países del Mercosur. "La caída o desaceleración de la actividad, afecta la demanda internacional y se conjuga con la guerra de monedas y el proteccionismo de algunos países, en especial, los de la región, conformando una situación sumamente compleja", dijo Bzurovsky en su discurso. "Respecto de la región, volvemos a señalar que el funcionamiento del Mercosur deja mucho que desear y que éste no es el Mercosur que queremos", dijo el presidente de los exportadores. Añadió que el bloque sufre "trabas permanentes al flujo comercial" y que los países "socios cambian de forma unilateral su normativa -ya sea de forma escrita o verbal- con efectos relevantes para Uruguay". Dijo que las empresas locales conocen "de primera mano los planes de desarrollo" de los vecinos y que "el Plan Maior" de Brasil y el "Plan 2020" de sustitución de importaciones de la Argentina", están complicando a los exportadores uruguayos.

En el otro acto, el discurso del presidente de los industriales estuvo en sintonía. "En materia de inserción internacional, el Uruguay debe contar con estrategias claras y definidas, intentando darle al país la mayor cantidad de acuerdos comerciales que nos abran la posibilidad de vender nuestro conocimiento, nuestros productos

Temas en esta nota