Los precios no ceden posiciones

A escasos siete días de concluir el año, la operatoria de esta semana en el Mercado de Liniers se desarrolló con una oferta de proporciones moderadas, pues de 613 camiones fueron descargadas hasta el miércoles 22.447 cabezas.

24deDiciembrede2011a las07:50

Si se consideran las remisiones anotadas desde enero el total acumulado es de 1.229.497 vacunos, con un Indice Novillo de $ 8,195, frente a los 1.269.774 animales de igual segmento de 2010 y un indicador de $ 6,511, que muestra una evolución del 25,87%.

Esta variable resulta útil para analizar su relación con el valor de los insumos requeridos para las explotaciones pecuarias que, en opinión de los productores que concurren a Liniers para presenciar las subastas, habrían aumentado sustancialmente.

Con referencia al tipo de hacienda exhibida en las tres ruedas de negocios de la semana, los operadores de compra no dudaron en calificarla de buena a especial, con muchas jaulas procedentes de establecimientos que, con arraigada presencia en el recinto, son sinónimo de satisfactorio rendimiento y calidad carnicera superior.

Cabe apuntar al respecto que algunos productores aportan varios cientos de cabezas diarias, de pesos diferentes pero siempre con el patrón de terminación que les es característico, condición ésta que además de agilizar los remates incentiva al comprador a pagar algunos centavos adicionales.

Se estimó más que interesante la inclusión de novillitos de 401/420 kilos, que sumaron hasta el miércoles 1392 animales con pesos promedios de 401/411 kg, adjudicados con un máximo de $ 9,96 y un promedio de $ 9,282.

En otro orden, se juzgó limitada la actuación de los supermercados, pues adquirieron 780 animales, usualmente livianos y medianos de hasta 410 kg.

La estadística

Los ganados chicos representaron el 65,45 por ciento del total vendido y siempre con franca mayor competencia sobre los lotes de engorde a corral o racionados, los valores corrientes, estables y satisfactorios en general, fluctuaron de la siguiente manera: en novillitos, $ 9,10/9,90 por medianos de 351/390 kg; $ 9/9,70 por los de 391/430 kg, y $ 8/8,80 por los regulares.

Se pagaron por vaquillonas -2104 cabezas encerradas-, $ 8,60/9,50 por las medianas; $ 7,90/8,70 por las de 391/430 kg, y $ 7,50/8,50 por las incompletas. Para los terneros, es decir, los animales de 300 a 350 kilos, la oscilación fue de $ 9,70/10,40 para los conjuntos especiales a buenos y de $ 8,50/9,60 para los regulares.

Para destacar, $ 10,84 por un corte de feedlot de 320 kg, valor al que le siguieron $ 10,52 con 300 y con 342 kg y $ 10,50 por varios cortes de reconocida procedencia. En hembras, $ 9,60 con 362 kg; $ 9,54 con 364 kg; $ 9,25 con 365 kg; $ 9,20 con 368 kg, y $ 9 con 411 kg, y en machos, $ 10,08 con 359 kg; $ 10 con 351, 352, 360 y con 370 kg; $ 9,80 con 397 y con 405 kg, e infrecuentes $ 9,90 con 412 kg.

Leve suba en novillos

Los novillos representaron el 11,02% del total ingresado, con 2468 cabezas que pesaron en promedio 488,89 kilos. Su negociación resultó fácil y rápida para destinar a diferentes puntos minoristas como carnicerías, pequeños comercios y los supermercados tradicionales.

Los precios logrados usualmente, calificados como favorables, fueron los siguientes: $ 9/9,40 por livianos de 431/460 kg; $ 8,90/9,30 con 461/490 kg; $ 8,80/9,20 por pesados de 491/520 kg, y $ 8,70/9,20 con más de 520 kilos. El Indice Liniers, de $ 8,457, indicó una mejora del 1,24% respecto del anterior, de $ 8,354.

Para transacciones directas se pactaban anteayer desde los escritorios de Buenos Aires $ 16,40/16,50 por kilo de carne de novillos con certificado, cuyas medias reses no excedieran los 145 kilos, mientras que se pasaba a $ 16/16,10 por jaulas con peso superior a los 500 kilos. El novillo tipo supermercado, obviamente sin trazabilidad, podía "colocarse" en $ 16,20/16,30.

Con demanda discreta pero sostenida de la industria

Temas en esta nota