Lo que viene, lo que viene...

Andrés Méndez, del INTA Manfredi, adelantó perspectivas en agricultura de precisión. El proceso de informatización que se inició hace algunos años en la agricultura parece no tener vuelta atrás.

Por
24deDiciembrede2011a las08:30

“Cuando nos iniciamos con el monitor de rinde y tuve que hacer los primeros ensayos, había que ir con un disquete que permitía almacenar información de una sola pasada, luego de la cual había que utilizar otro disquete”, recuerda Andrés Méndez, especialista del Proyecto de Agricultura de Precisión del INTA Manfredi, y agregó, “luego llegaron las tarjetas de memoria y hoy es posible enviar directamente los datos a Internet (“a la nube”) para que un usuario pueda ver a distancia la información on line proporcionada por varias cosechadoras que operan de manera simultánea”.

Esta fue la idea general con que el especialista introdujo a los asistentes a una conferencia sobre perspectivas en maquinaria agrícola ofrecida en el Tercer Congreso sobre Cultivos de Verano del Norte Argentino, organizado por los CREA de la región del NOA, la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres y Sembrando Federal.

Entre las innovaciones, Méndez destacó una de la compañía estadounidense Zeltex, con sede en Maryland (EE.UU.). Esta desarrolló un sensor de calidad de granos (denominado AccuHarvest) que permite medir proteína, aceite y humedad de cereales y oleaginosos en tiempo real, mientras son cosechados, además de geoposicionar cada dato obtenido para generar un “mapeo de calidad” del lote.

Los técnicos del INTA Manfredi ya probaron con éxito esta tecnología tanto en trigo como en cebada. Además, por su parte, “en soja también sería aplicable la tecnología de sensores de calidad, porque algunas industrias aceiteras manifiestan que estarían dispuestas a pagar por soja con mayores tenores de aceite”, aclaró el especialista. Otra compañía con innovaciones es la norteamericana Precision Planting, con sede Illinois, que desarrolló un equipo que permite estimar pérdidas productivas por siembras inadecuadas en tiempo real.

La mecánica y la informática se acercan cada vez más en la maquinaria agrícola también en la Argentina. Méndez apuntó un dato al respecto y sostuvo que, “el 30% de las sembradoras que se comercializan hoy en el país ya son pedidas con mecanismos para siembra y fertilización variables”.

Luego, el especialista volvió sobre los desarrollos que se están llevando en EE.UU. y afirmó que, “ya se ofrecen pulverizadoras con sensores de malezas, que reconocen las especies indeseables y abren los picos en ese lugar y los cierran luego si no ‘leen’ otras malezas. Además, ya hay prototipos que marchan a 30 km/h, usando dos botalones para aplicar suficiente dosis”.

Respecto a los tractores, manifestó, que avanza el uso del piloto automático. Esto significa, aclaró, que el tractor se maneja solo, con una computadora que traza líneas paralelas en el potrero. Asimismo, la automatización en los equipos de riego es tan avanzada que el productor puede manejar los pivotes de manera remota con un teléfono celular inteligente.

Para concluir, Méndez dijo: “Vamos hacia una agricultura mucho más automatizada, que dará mayor rentabilidad, permitirá manejar mejor el ambiente y regular mejor la propia maquinaria”, adelantó.

Temas en esta nota