Falta agua en trigo y la soja le gana casilleros al maíz

Para que el trigo no pierda el potencial productivo en la región núcleo es necesario que se produzcan lluvias significativas, no menos de 40 a 50 mm en los próximos quince días. A un mes de la siembra de maíz, la precampaña sigue en retroceso.

Por
Falta agua en trigo y la soja le gana casilleros al maíz
09deAgostode2013a las10:26

Nuevamente la semana se caracterizó por escasas precipitaciones y temperaturas moderadas. Los máximos registrados no alcanzaron siquiera los 5 mm. Las marcas térmicas máximas, fueron elevadas, con valores entre 23 y 25ºC. Analizando los datos de temperatura, empieza a notarse que este invierno, comparado con los últimos 6 a 8 años, es uno de los que más días ha tenido temperaturas por encima de los 20º C.

Las reservas hídricas en la región núcleo continúan retrocediendo. Como se observa en la imagen de pradera permanente, el 67% de la región núcleo está con reservas escasas y sequía. La mejor situación la llevan los suelos del noreste bonaerense. Hacia el oeste, hay un evidente gradiente de falta de agua, llegando a la provincia de Córdoba donde es patente el comienzo de la sequía.

Durante los próximos 15 días, no se necesitan precipitaciones significativas en el sector noreste de Buenos Aires. Pero, hacia el oeste, en los sectores más complicados de Córdoba y Santa Fe, se necesitan acumulados entre 60-80 mm para recuperar reservas hídricas óptimas y poder afrontar la espigazón en trigo y la venidera siembra de maíz.

La condición de los cultivos de trigo sigue, aunque en forma menos marcada, copiando el gradiente de humedad, porque aún siguen siendo bajos los requerimientos del cereal, que se encuentra en pleno macollaje. De todas formas empieza a notarse una caída en el área bajo condición buena a muy buena. Hay una caída en la tasas de crecimiento y el cultivo empieza a tomar una coloración más amarillenta por la menor capacidad de absorber el nitrógeno. También empieza a marcarse la diferencia por calidad de los suelos y su manejo. Los lotes de posiciones topográficas bajas, siguen mostrando daños en el follaje.

En cuanto a los planes de siembra de la gruesa, se está reafirmando el crecimiento de la oleaginosa, con intencionalidad de siembra de 10 a 20% más. Por otro lado, las actividades de precampaña de maíz, a sólo un mes de la siembra, se encuentran estancadas o con muy poca actividad. Ante este escenario, los porcentajes de intencionalidad de siembra del cereal, en las distintas regiones, siguen disminuyendo, con mucha variación; de 5% a 40%.

Acceda al informe completo AQUÍ

Temas en esta nota