Clima seco dificulta la siembra de maíz e impulsa la de soja

La necesidad de lluvias es urgente era poder sembrar maíz. De continuar se podría reemplazar al maíz por soja

Por
Clima seco dificulta la siembra de maíz e impulsa la de soja
06deSeptiembrede2013a las15:40

Cinturón agrícola necesita agua después de un agosto sin lluvias los agricultores podrían volcarse a la soja, cuyo precio es más bajo en Chicago a los de la campaña pasada lo que también desalienta a productores. Expertos esperan lluvias abundantes desde la segunda mitad del mes

Los productores agrícolas de Argentina pueden agregar el clima seco a las razones para no sembrar maíz este año, en una lista que también incluye los altos costos, la caída de los futuros en Chicago y la distorsión de precios locales debido a las restricciones a la exportación.

La siembra de maíz ya está sufriendo retrasos por la falta de agua en el país sudamericano, lo que está generando preocupación respecto de la producción de unos de los mayores exportadores de granos, a un mes de haber logrado ingresar su primer gran cargamento del cereal al gigante importador China.

Los productores argentinos ahora enfrentan un dilema: ¿se arriesgarán a tener menores rendimientos de maíz al esperar a que llueva para sembrar, o se lanzarán a implantar soja, que es más barata y más resistente?

"Si las lluvias no son suficientes o no llegan y el agua termina apareciendo en la última semana de setiembre o ya entrando el mes de octubre, más lotes se pasaran a soja y sólo una parte se sembraría en fechas de siembras tardías", dijo el viernes la Bolsa de Comercio de Rosario en un informe.

Argentina es el tercer proveedor internacional de ambos granos. "El maíz se ha convertido en un cultivo más riesgoso por la falta de lluvias. Esto va a empujar a los productores a plantar soja en su lugar", dijo el economista agrícola Manuel Alvarado, que trabaja en Buenos Aires.

No obstante, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires ha dicho que la falta de agua no sería tan decisiva para la siembra -que podría retrasarse sin un gran impacto en los rendimientos- como la difícil combinación actual de altos costos de producción con bajos precios del cereal.

Temas en esta nota