Balance negativo por la mayor oferta

Cualquier aumento en la oferta de hacienda "terminada" que se destina al abastecimiento de los circuitos minoristas de la Capital Federal y de determinadas áreas del Gran Buenos Aires, ampliamente cubiertos con el 93/94% de las faenas, en la actualidad puede constituir un factor de influencia decisivo en la tendencia de las ventas que se efectúan en el Mercado de Liniers.

Por
Balance negativo por la mayor oferta
07deSeptiembrede2013a las08:57

Sucedió así esta semana, pues con 22.188 cabezas encerradas entre lunes y jueves -2985 más que en igual lapso del ciclo precedente-, los frigoríficos consumeros, los usuarios de diferentes plantas y los supermercados intervinieron sin apremio y con severas exigencias respecto de calidad, preparación y origen de los lotes exhibidos.

Las categorías del tipo consumo liviano tuvieron el liderazgo en el ránking de ingresos al sumar 12.909 animales, de los cuales 7367 fueron terneros, en cabal demostración del egreso sostenido que se está concretando desde los corrales de engorde intensivo.

No sorprendió, entonces, que se impusiera tendencia negativa al proponer precios, con los máximos de cada rueda asignados a conjuntos sobresalientes de feedlot. Los promedios oscilaron del siguiente modo; en novillitos, $ 10,30/11,20 por medianos de 351/390 kg y $ 10/10,70 por los de 391/430 kg; en vaquillonas, $ 9,50/10,20 por las medianas y $ 8,50/9,20 por las pesadas, en tanto que los terneros se negociaron de $ 9,50 a 11,50, según clase y estado.

En la venta de los novillos se acordaron $ 9,90/10,70 por los de 431/460 kg; $ 9,70/10,30 con 461/490 kg; $ 9,30/9,70 con 491/520 kg, y $ 9/9,40 con más de 520 kg. El Índice Liniers, de $ 9,247, mostró una depreciación del 1,62% respecto del anterior, de $ 9,400. Los 3023 novillos adjudicados, de 476,81 kilos de promedio, constituyeron el 13,79% del total general, de 21.921 vacunos comercializados.

FIRMEZA PARA LAS VACAS

Las diferentes clasificaciones de vacas se negociaron en forma ágil por la amplia cobertura de varios operadores de la industria y abastecedores que "hacen" cortes. Sus precios se ubicaron en niveles comparativamente favorables respecto de los asignados a los novillo y al ganado liviano. Se pagaron $ 7,30/8,50 por las vacas nuevas de buena conformación y $ 5,60/7,20 por las regulares. En el tipo conserva, $ 4,50/5,60 por las más encarnadas y $ 3,80/4,50 por las inferiores.

Temas en esta nota