El trigo argentino ya se encuentra entre los más caros del mundo

El aumento de los precios se debe a una prolongada sequía y a una serie de heladas registradas durante septiembre en gran parte de las áreas sembradas

Por
El trigo argentino ya se encuentra entre los más caros del mundo
14deOctubrede2013a las06:47

La feroz pelea de los molinos para conseguir trigo disparó los precios locales del grano a niveles que duplican los de los mercados internacionales, en momentos en que casi no queda cereal disponible en el país tras una pobre campaña 2012/13 y una retrasada cosecha 2013/14.

Según un informe de la agencia Reuters, la industria molinera necesita abastecerse de granos hasta la llegada de la nueva cosecha de trigo, cuya recolección empieza en noviembre, por lo que está pagando u$s 500 o más por cada tonelada del cereal con entrega inmediata, frente a los u$s 250 a los que cotiza en Chicago.

Fuentes del sector explicaron que la diferencia de valores es atípica ya que los precios del trigo en Argentina suelen estar en línea con los valores en el exterior. “Es una cuestión local que no influye en el mercado internacional para nada. Es una cuestión doméstica”, le dijo a Reuters Guillermo Mouliá, operador de la corredora Guardatti Torti con base en Rosario, donde se ubica la mayor plaza agrícola de la Argentina.

Como ejemplo se puede citar la sesión del jueves pasado de la Bolsa de Comercio de Rosario, cuando uno de los principales grupos molineros del país ofrecía pagar u$s 500 por trigo para entregar antes del final de octubre, detalló la misma fuente. 

A su vez, la misma firma ofrecía u$s 350 por el cereal con entrega hasta el 10 de noviembre; u$s 300 hasta el 20 de noviembre y u$s 250 hasta el 30 de noviembre, cuando los primeros granos de la cosecha 2013/14 serían volcados al mercado.

Según el trabajo de Reuters, Argentina es uno de los principales proveedores internacionales de trigo. La agencia también explica que una extensa sequía que se prolonga desde agosto y una serie de heladas registradas durante septiembre en gran parte de Argentina, “retrasaron el desarrollo del trigo del ciclo actual, por lo que su recolección también resultó demorada, causando el desfase entre oferta y demanda”.

Sobre este tema, un documento de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires emitido el jueves pasado da cuenta de que la cosecha de trigo 2013/14 -cuya producción alcanzaría los 10,35 millones de toneladas- comenzará dentro de unas dos semanas en áreas agrícolas del norte del país.

En tanto, actualmente ya casi no queda cereal de la campaña anterior, cuya cosecha fue de apenas 8,2 millones de toneladas tras una siembra muy reducida, por lo que los molinos están haciendo lo imposible para conseguir suministros para las próximas semanas.

Argentina consume unos 6,5 millones de toneladas del trigo al año. “Los molinos están tratando de llegar (abastecidos) hasta el momento de la cosecha del trigo nuevo. Durante este mes, los molinos tienen que comprar cualquier cosa”, señaló Mouliá.

De acuerdo a Reuters, las exportaciones de trigo de Argentina están restringidas por el Gobierno, que busca asegurar la oferta doméstica del grano a precios accesibles, lo cual se torna difícil en años con temporadas agrícolas malas.

Temas en esta nota