Advierten la importancia del trabajo conjunto en la cadena triguera

Con presencia de dirigentes y productores del sector agroindustrial, se llevó a cabo la Jornada Argentrigo 2013. Bajo el lema "con la mira en el futuro", advirtieron claves para recomponer al trigo.

Por
Advierten la importancia del trabajo conjunto en la cadena triguera
07deNoviembrede2013a las06:53

El titular de Argentrigo, Matías Ferreccio, reclamó ayer que haya un "trabajo mancomunado" para que los integrantes del sector triguero tengan "rentabilidad y motoricen así el crecimiento del cultivo".

Con presencia de dirigentes y productores del sector agroindustrial, en la sede de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires se llevó a cabo la Jornada Argentrigo 2013 bajo el lema "con la mira en el futuro".

En un contexto problemático para el cultivo, la principal conclusión de los disertantes y de las autoridades de Argentrigo fue la necesidad de trabajar como cadena, con el aporte y el diálogo de todos los eslabones, en una solución que permita una ecuación ganar-ganar para todos los integrantes del sector triguero, informó un comunicado.

"Venimos de momentos difíciles para el trigo, momentos en que algunos eslabones perdieron y otros ganaron y luego los que primero habían perdido recuperaron terreno y los otros retrocedieron. Pero la idea de este encuentro y de esta cadena no es pasar facturas de lo que pasó, sino proyectarnos hacia el futuro, ver que tenemos que hacer para crecer", expresó el directivo.

Agregó que "Argentina tiene todo el potencial para producir mucho más, pero para eso vamos a necesitar un fuerte trabajo de consenso, primero entre los eslabones, y luego con el sector público".

El dirigente encargado de abrir y cerrar la jornada Argentrigo 2013, destacó: "Otro gran desafío que tenemos es explicarle a la sociedad, y a los políticos, que podemos producir fácilmente 160 millones de toneladas, aumentando la rotación de trigo y maíz, y que eso beneficia a todo el país, a todo el interior. Y ese crecimiento también requerirá de otra infraestructura, necesaria para acompañar el salto que queremos dar".

En tanto, el primer panel de la jornada estuvo a cargo de Sergio Dotto, jefe del área triguera del Embrapa de Brasil, quien explicó las características del mercado de ese país.

"Brasil tiene 34.000 propiedades rurales que hacen trigo, de las cuales un 52 por ciento sólo tienen entre 10 y 50 hectáreas; 220 molinos con una capacidad de procesamiento de 15,9 millones de toneladas; 62.000 panaderías; 916 industrias de pan; 580 compañías de galletitas y 600 industrias de masas", dijo.

Dotto explicó que "hoy Brasil consume 10,7 millones de toneladas de trigo, de los cuales produce la mitad e importa 7 millones de toneladas".

En tanto, la economista Marcela Cristini, de la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL), analizó el papel y los desafíos de las cadenas productivas.

En la actualidad, las grandes novedades para estas cadenas son el crecimiento de la demanda de los países emergentes, la occidentalización de la dieta, el aumento de la población urbana y la mayor demanda de calidad que se está generando en todo el mundo en materia alimentaria.

"Hay que tener cuidado con esto último porque puede convertirse en la próxima barrera para el comercio", advirtió la economista.

Como asignaturas pendientes de la cadena triguera argentina, Cristini marcó "la necesidad de recuperar la producción y el empleo, la reducción de las pérdidas en cosecha y poscosecha, la mejora de calidad y segregación, la diversificación de mercados, el aumento de las exportaciones de procesados, un adecuado diagnóstico de la infraestructura y una política de seguros y cambio climático".

Temas en esta nota