La situación puede mejorar

Los precios están presionados a la baja en el exterior, pero condimentos locales marcarán la diferencia. Mejoraron las perspectivas para la campaña 13/14, aunque continúan lejos de los ideales para los futuros resultados.

Por |
La situación puede mejorar
08deNoviembrede2013a las06:43

Con las recientes lluvias en gran parte de la región productora de nuestro país, mejoraron las perspectivas para la campaña 13/14, aunque los precios continúan lejos de los ideales para los futuros resultados.

La producción enfrenta precios que, en muchos casos, no cubren los costos, y los riesgos productivos y de variación de precios continúan latentes, con recomendación de tomar coberturas para la soja y esperar posibles mejoras para el maíz.

El contexto es distinto para los productos, a pesar de enfrentar ambos una recuperación de la oferta mundial por el aumento de la cosecha estadounidense. El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (Usda) publicará hoy un nuevo informe mensual, luego de la ausencia de datos en octubre por el shutdown de esa administración. Las expectativas previas muestran incrementos en la producción del maíz y la soja por la obtención de mejores rindes en la recolección aunque con recorte en el área cosechada.

Con una mayor oferta, las proyecciones de stocks también aumentarían en ambos casos, aunque en menor magnitud, por la expectativa de una mayor demanda. Nos encontramos con precios presionados a la baja en el mercado externo pero condimentos locales que marcarán la diferencia.

Del trigo hay mucho para hablar pero difícil de analizar. En el mercado local continúa una brecha importante entre los valores con entrega inmediata (hasta el 20 de noviembre, aproximadamente) y el de entrega posterior, con un empalme de cosecha que se retrasa y sin tener claridad en los niveles de precios a los cuales se producirá.

El comienzo de la cosecha en el norte trae solo un parcial alivio en las cotizaciones; la clave será cuando la recolección avance hacia el sur con mejores perspectivas productivas pero aún con riesgos climáticos.

La decisión del productor para la comercialización no es clara. El análisis será muy particular considerando lugar de siembra, fecha de cosecha, rindes y posibles destinos. Hoy, realizar algunos negocios es recomendable mientras el futuro es incierto frente a la cosecha final y la posibilidad de exportar.

En maíz, los precios futuros actuales tienen poco incentivo para el productor, más aún cuando hay zonas donde la época de siembra óptima está pasando sin oportunidades de cobertura. La mejor expectativa se consolida a partir de los precios disponibles, en los cuales la exportación pagó esta semana hasta 1.100 pesos (184,70 dólares) y los consumos 1.200 (201 dólares) para algunos destinos.

La demanda interna sumada a las perspectivas de menor cosecha (por menor área de siembra y mayor cobertura tardía, de menores rindes e ingreso al mercado a partir de junio/julio) puede ser un sostén para las cotizaciones que, en 160 dólares para abril, pueden convertirse en un piso cuando, con anterioridad, los precios en Chicago tendrán que ganar terreno para no perder acres frente a la soja.

El análisis de la oleaginosa muestra, inicialmente, un balance más holgado para la cosecha 13/14 sumando Estados Unidos, Brasil y Argentina, aunque en Sudamérica el partido todavía tiene 90 minutos.

*Analista de Mercado de fyo.com (ldangelo@fyo.com)

Temas en esta nota