Europa adopta reforma de Política Agrícola Común

El Parlamento Europeo adoptó definitivamente ayer la nueva Política Agrícola Común (PAC), que aspira a ser más verde y más sostenible, en el marco de unos presupuestos reducidos.

21deNoviembrede2013a las08:24

Este avance, tras un compromiso acordado en el seno de la Unión en septiembre, estaba pendiente de la votación en el Parlamento del presupuesto plurianual 2014-2020, logrado el martes.

En este período, 373.200 millones de euros se destinarán a la política agrícola, que sigue siendo la que más financiación europea recibe. El aval del Parlamento, "tras una maratón de tres años" de negociaciones, supone "un momento clave para la política comunitaria más antigua, que nos permite ser líderes en el mercado mundial, garantizar el suministro y preservar los paisajes de Europa", estimó uno de los informadores, el socialista portugués Luis Manuel Capoulas Santos.

Seguí leyendo

Pese a los retrocesos respecto de las propuestas de la Comisión Europa, la nueva PAC será "más verde, más legítima para los contribuyentes, más equitativa y menos burocrática", subrayó.

Los grupos conservadores y socialista votaron a favor de los diferentes paquetes de la reforma, rechazada por los verdes.

Los debates pusieron de manifiesto las divisiones sobre el tipo de agricultura a promover, cuando la reforma deja mucho margen de maniobra a los Estados.

En ruptura con el anterior modelo, en el que en torno al 80% de los pagos se entregaban al 20% de las explotaciones agrícolas, la nueva PAC prevé una redistribución entre países y explotaciones. Otra medida clave es que vincula parte de las subvenciones al respeto del medioambiente. Prevé también medidas a favor de jóvenes agricultores. En vista de los ajustes pendientes, entrará en vigor en 2015, tras un período transitorio.

Temas en esta nota